El deterioro del mercado laboral

El gasto en las prestaciones del paro baja por primera vez desde 2004

El agotamiento de las prestaciones condiciona a la baja el coste del desempleo para las arcas públicas.- El paro vuelve a rebasar los cuatro millones

REUTERS

El final de los contratos firmados para la temporada turística ha aumentado el número de personas sin trabajo apuntados a los servicios públicos de empleo. Según los datos de paro registrado que ha publicado hoy el Ministerio de Trabajo, septiembre ha acabado con 48.102 desempleados más, principalmente todos del sector servicios y uno de cada dos con menos de 25 años. Dentro de las novedades del mes pasado, destaca, además, que el gasto en prestaciones baja por primera vez desde 2004, aunque durante los próximos meses se mantendrá alto, según reconoce el Ministerio.

Con el incremento del paro de septiembre, que supone un alza del 1,2% con respecto a agosto, cuando concluyó la mejora del mercado laboral motivada por la campaña de contratación de verano, la cifra de parados inscritos en el antiguo Inem ha vuelto a situarse por encima de los cuatro millones de personas tres meses después. En concreto, la cifra total de desempleados ha subido a 4.017.763 personas, lo que a su vez representa un incremento de 308.316 desempleados (un 8,3% más) en tasa interanual. También aumenta el número de personas sin trabajo apuntados a los servicios públicos de empleo en términos desestacionalizados con 43.198 más. Pese a ello, Trabajo destaca que el aumento del desempleo registrado en septiembre de este año es el menos malo desde 2007 y "significativamente" inferior al del mismo mes de 2009, cuando creció en 80.367 personas. En la misma línea, el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, considera que "no hay que rasgarse las vestiduras".

Más información
¿Por qué seguimos cayendo?
"Sería un error no reflexionar después de la huelga general"
Agosto rompe la tendencia de descensos mensuales del paro

Además, por culpa del agotamiento de las prestaciones ante las dificultades para volver al mercado laboral tras más de dos años de crisis, el coste del paro, cuyos datos de gasto se publican con un mes de retraso, bajaron en agosto con respecto a un año antes por primera vez desde al menos 2004, según los datos publicados en la web del Ministerio. La razón de este descenso, que ha sido mínimo, del 0,03%, es que los parados se van quedando sin las ayudas. De hecho, la tasa de cobertura para los desempleados se situó en el 79,1% en el pasado mes, frente al 80% registrado un mes antes. Con respecto al mismo periodo de 2009, sin embargo, sigue por encima.

Con vistas al futuro, la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, ha avanzado que el gasto en prestaciones por desempleo se mantendrá en "niveles altos", similares a los actuales, durante los próximos meses. Para 2011, según el anteproyecto de los Presupuestos del Estado, esta partida baja por primera vez en ocho años, un 1,5% hasta los 30.140 millones. Sobre el mismo apartado, su homólogo al frente de la Seguridad Social, Octavio Granado, ha señalado que el 30% de los beneficiarios del paro han cambiado de situación en el último mes o son nuevos. "Esto es un reflejo de la dinámica del mercado de trabajo", ha celebrado. Por su parte, el número de beneficiarios del Programa Temporal de Protección por Desempleo (PRODI), la denominada ayuda de los 426 euros, era de 650.655, un 5,6% más.

Esperando la recuperación

"No es un buen dato", ha reconocido sobre la evolución del paro Maravillas Rojo antes de matizar que a pesar de que la economía comienza a mostrar síntomas de mejora, "todavía no se aprecia en la recuperación de empleo". En su opinión, porque "precisa de un periodo más prolongado de crecimiento sostenido" para empezar a crear puestos de trabajo. Ante el persistente deterioro del mercado laboral, que lleva más de la mitad del año sobre una tasa del 20%, según la EPA, ha obligado al Gobierno a revisar al alza tanto sus previsiones de paro para final de este año como para el próximo.

Volviendo a los datos de septiembre, el aumento del paro se concentró exclusivamente en el sector servicios, con 55.585 desempleados más, mientras que descendió en el resto menos en el colectivo de sin empleo anterior. Por comunidades, el paro sube en trece de ellas, sobre todo en Cantabria, con un 5,78%, Baleares (4,98%), Extremadura (4,48%) y Asturias, con un 4,18%. Por el lado contrario, baja en Castilla-La Mancha, La Rioja, Aragón y Canarias.

Por lo que respecta a la contratación, Rojo ha destacado la firma de casi 1,4 millones de contratos en septiembre, de los que 8,8% fueron indefinidos. Además, ha indicado que, "aunque aún es pronto para valorar los efectos de la reforma laboral", los contratos de fomento del empleo, con indemnización por despido de 33 días, registrados en agosto y septiembre han aumentado respecto al mismo periodo de 2009. Asimismo, Rojo ha constatado que también que el peso de estos contratos sobre el total alcanza el 25%, frente a la horquilla habitual de entre el 16% y el 18%.

La afiliación se resiente del recorte de gasto

En cuanto a la Seguridad Social, el sistema perdió 44.985 afiliados en el mes de septiembre, un 0,25% respecto al mes anterior, con lo que el total de ocupados se situó al finalizar el mes pasado en 17.671.480 cotizantes, según los datos del departamento que dirige Celestino Corbacho. También baja el número de inscritos en el sistema con los datos corregidos de efecto calendario.

Según ha explicado Octavio Granado, la caída se debe a "los empleadores" del sector público, que sufren las consecuencias "del ajuste" del gasto, y que se traduce en el empleo. En base a los cálculos de su departamento, más de un 50% de la caída de la afiliación se debió al sector público. Este peor comportamiento de las Administraciones, se ha contrarrestado "bastante", ha añadido Granado, por la mejora en la actividad económica del sector privado, lo que indica que se consolida la recuperación de la economía "en lo que es la actividad de las empresas".

En este contexto, "el último trimestre del año será positivo y no tendrá dificultades", algo que ya se empieza a entrever en las tasas positivas de la afiliación de las mujeres, por lo que las cifras se acercarán en tasa interanual "al equilibrio", ha añadido Granado.

El Fondo de Reserva seguirá comprando bonos del Tesoro pese al recorte de Moody's

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social, la llamada hucha de las pensiones, seguirá comprando deuda española pese a que Moody's rebajó su calificación, hasta el Aa1, ante las débiles perspectivas de crecimiento de la deuda española, según ha afirmado el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado. Granado ha recordado que el Fondo ya compraba deuda española cuando ésta contaba con la actual calificación, en marzo de 2004, antes de subir hasta la Aaa.

Según ha explicado, la ley que rige las inversiones del Fondo condiciona estas compras a que los títulos emitidos sean de calidad crediticia elevada y de significativo grado de liquidez. Por ello, consideró que "sería absurdo, por no decir ridículo, que se argumente que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social no puede invertir ahora en deuda pública". "Esa interpretación es bastante descabelada", ha añadido antes de apostillar: "Vamos a seguir invirtiendo en deuda pública".

El Fondo de Reserva de las pensiones recibirá 3.457 millones adicionales en 2011, además de las posibles dotaciones que haga el Gobierno, según el Presupuesto presentado la pasada semana en sede parlamentaria. Los ingresos previstos del Fondo para el año que viene generarán unos excedentes de 4.579 millones que podrán destinarse a este fin. El Fondo disponía de 62.958 millones en junio, el 6% del PIB, y acabará el año en 64.300 millones.

Reacciones: Gurría cree que "no hay que rascarse las vestiduras"

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Angel Gurría, ha considerado hoy que "no hay que rasgarse las vestiduras" por el aumento del paro registrado de septiembre, ya que es una subida puntual y previsible en una economía en recuperación. En opinión de Gurría, que hoy está de visita en Madrid, la economía española se encuentra en el "típico periodo de recuperación" tras una recesión, pero con la particularidad de que el empleo se ha deteriorado de forma rápida y profunda, con lo que tardará más tiempo en volver a crecer.

No obstante, ha considerado que se están adoptando las políticas necesarias "para que mejoren las cosas" y ha hecho hincapié en que los efectos de la reforma laboral no pueden notarse en el corto plazo. "La flexibilidad del mercado de trabajo es el camino, pero no va a tener consecuencias inmediatas", ha afirmado Gurría, que considera que el desempleo no es un problema sólo de España, sino que es una situación común a todos los países desarrollados, y que lo más grave es la tasa de paro juvenil.

Menos optimistas, los sindicatos han denunciado que la reforma laboral y las últimas decisiones del Gobierno sobre los recortes, principales motivos de la huelga general convocada el pasado miércoles, lo único que están logrando es empeorar la situación. Para CCOO, la "ausencia" de datos que muestren un fortalecimiento de la economía hace prever que "la destrucción de empleo continuará en los próximos meses". Además, lamenta que los presupuestos para el próximo año "ahondan más en esta dirección de alargamiento de la crisis", por lo que afirma que la recuperación de la economía aún está lejana.

UGT, por su parte, denuncia que los datos conocidos hoy demuestran que la reforma laboral, pese a ser defendida por el Gobierno como un instrumento contra la excesiva dualidad del mercado laboral en España, "consolida la temporalidad" ya que el 91% de los contratos firmados en septiembre no son indefinidos. Según añade el sindicato en un comunicado, ni esta reforma ni el recorte de sueldo de los funcionarios ni la próxima congelación de las pensiones "van a atajar la crisis y llevar a la economía a un crecimiento sostenido".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS