Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Autorizado el decreto español de apoyo al carbón

La Comisión Europea exige que no haya subvenciones después de 2014

La Comisión Europea (CE) ha dado su visto bueno definitivo al real decreto español que autoriza la concesión de compensaciones a las compañías eléctricas que utilicen carbón autóctono para su producción, indican fuentes comunitarias. Bruselas, que debía autorizar la medida española por exigencia de las normas europeas de competencia sobre ayudas públicas, ha exigido como condición al Gobierno que no conceda más subvenciones después de 2014.

El plan español obliga a una decena de centrales térmicas a quemar carbón nacional y, a cambio, les compensa con un precio fijo y con la garantía de colocación de la electricidad producida. El Gobierno ha justificado estas ayudas por la necesidad de garantizar la seguridad de suministro. Ayudas que apaciguan, de paso, las fuertes protestas que arrancaron a comienzos de septiembre en el noroeste español.

Una de esas protestas pacificadas es el encierro de seis sindicalistas en el Ministerio de Industria desde el día 16. En huelga de hambre llevan desde el 21 de septiembre. Esta noche, anuncian, volverán a probar bocado. También han vuelto a comer los cuatro mineros en huelga de hambre en Ponferrada. Estos acampaban desde hace dos semanas, junto a otros cuatro trabajadores carboneros, frente a las oficinas que los grupos Alonso y Viloria poseen en la capital berciana, informa Efe.

Mañana concluye, además, la segunda de las huelgas de 48 horas en el sector. El real decreto no interrumpirá la convocatoria. "Se mantiene", resalta Víctor Fernández, responsable de Minería de UGT y uno de los seis encerrados en Industria, en pleno Paseo de la Castellana. Mañana los seis tratarán de reunirse con el titular del ramo, Miguel Sebastián.

Prevista para julio

La decisión de Bruselas sobre el real decreto español estaba prevista para el pasado mes de julio pero se retrasó por las objeciones de algunos comisarios, entre ellos el responsable de Medio Ambiente, Janez Potocnik, que consideraban que contradice la política europea de reducir las emisiones de CO2 y apostar por las energías renovables.

Bruselas ha propuesto prorrogar hasta 2014 las ayudas públicas al carbón, que expiraban a finales de 2010, pero supeditando cualquier nueva subvención a funcionamiento a que se presente un plan de cierre para las minas deficitarias. Éstas se sitúan, principalmente, en el norte de España, Alemania y Rumania.

Ahora hay que buscar una solución a "las cuestiones que quedan en cartera", en palabras de Juan Carlos Álvarez Liébana, de CC OO, otro de los encerrados. Los retos pasan por encarar la nómina de agosto que no han cobrado 2.800 trabajadores; la partida presupuestaria con la que se dotará al plan del carbón; y la "posición común" de Gobierno, sindicatos, y quién sabe si empresarios, ante el nuevo reglamento aprobado hoy por Bruselas.