Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

RIM plantea crear un grupo industrial para tratar la codificación de datos

Es fabricante de Blackberry pretende mitigar los efectos de la decisión del Gobierno hindú que le obliga a permitir el acceso a sus datos codificados

La fecha límite impuesta por India para poder acceder a los datos codificados de las Blackberry se acerca. Y para evitar el apagón de su servicio de mensajería el 31 de agosto, su fabricante, Research In Motion (RIM), ofreció ayer liderar un foro industrial para asistir al Gobierno de Dehli en cuestiones relacionadas con la seguridad en las comunicaciones electrónicas.

Ese grupo industrial incluiría a otras empresas en el sector tecnológico, y tendría como misión desarrollar políticas sobre el uso del sistema de codificación y abrir a la vez un canal de diálogo directo con las autoridades indias. El mismo acceso que reclama su ministerio de Interior para poder vigilar el correo electrónico de este dispositivo, lo quiere también para Skype y Google.

Los próximos días van a ser claves para el futuro de RIM en el país emergente, uno de los mercados de mayor potencial para el negocio de los teléfonos interactivos. El fabricante canadiense ya tiene un acuerdo preliminar para que los responsables de la seguridad en India puedan acceder de una forma limitada y manual a los datos electrónicos de las Blackberry.

Pero como indica RIM, "el uso de un sistema de codificación robusto no es único de la plataforma Blackberry". "Es una cuestión que abarca a toda la industria" que desarrolla teléfonos interactivos. La compañía explica que el grupo emitirá recomendaciones para "prevenir un uso inapropiado" de la codificación de datos, lo que facilitaría su interceptación por parte de las agencias de inteligencia.

Además señala que se hará preservando la privacidad de los usuarios, "un requisito esencial para las comunicaciones en el mundo de los negocios". "Es necesario encontrar un equilibrio entre las necesidades reguladoras y comerciales", remacha RIM. India teme que grupos criminales se escuden en el potente sistema de codificación. Emiratos Árabes, Arabia Saudí, Indonesia, Líbano y Argelia comparten esta preocupación.