Telefónica rompió por fax con Portugal Telecom

La portuguesa pidió que se siguiera negociando hasta el 28 de julio, pero la española dijo que la oferta había expirado

Telefónica ha decidido romper sus negociaciones con Portugal Telecom (PT) para adquirir el 30% que tiene la empresa portuguesa en la brasileña Vivo. La operadora española comunicó hoy en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que desiste de su oferta de 7.150 millones de euros al no haberla aceptado el Consejo de Administración de PT dentro del plazo fijado, que expiraba a las cero hoy.

El consejo de PT volvió a reunirse ayer para analizar la oferta de Telefónica, pero terminó su reunión sin tomar una decisión sobre la operación, alegando que el plazo era insuficiente para llegar a un acuerdo, y pidió un aplazamiento a Telefónica. La empresa española, con su presidente a la cabeza, César Alierta, no admitió otro aplazamiento y decidió hacer valer el plazo dado a la 1.00, hora española.

Más información
Cartas intercambiadas por Telefónica y PT
Telefónica abandona la oferta por Vivo
Telefónica plantea otra batalla por Vivo
Telefónica y PT solo pueden romper de mutuo acuerdo por un pacto de 2005
Teléfonica contrata un segundo bufete para disolver Brasilcel

Las negociaciones fueron muy duras de nuevo como prueban las cartas que se remitieron ambas compañías esta madrugada, y a las que ha tenido acceso EL PAÍS. El consejo de PT envió una primera carta por fax esta madrugada a Alierta, y a su consejero delegado, Julio Linares, en la que solicitaba que la validez de la oferta de Telefónica para comprar su parte en Vivo se extendiera hasta el 28 de julio. En la carta, PT aseguraba que "las negociaciones con Telefónica han progresado de una manera constructiva y el consejo de administración de PT está comprometido a hacer sus mejores esfuerzos para concluirlas de una manera que satisfaga los intereses de todas las partes". "A la vista de esto", proseguía, "y para continuar trabajando en un busca de un desenlace positivo, el consejo de administración de PT ha decidido hoy solicitar una extensión final de la validez de la oferta hasta el 28 de julio".

Telefónica, sin embargo, se mantuvo firme y contestó con otro fax dirigido al presidente ejecutivo de PT, Zeinal Bava, al presidente del consejo, Henrique Granadeiro, y al conjunto del consejo. "Como ya les hemos comunicado verbalmente antes de la expiración de la oferta, les confirmamos que la oferta, de acuerdo con sus términos y condiciones, expiró el 16 de julio a las 23.59 horas de Lisboa", dice la respuesta de la compañía española.

Ambas compañías estuvieron negociando hasta el último minuto bajo qué condiciones podía extenderse la validez de la oferta. Telefónica quería un mayor grado de compromiso por parte de PT, una aceptación condicionada que estuvo a punto de alcanzarse pero que finalmente no llegó.

La duda es cuál será ahora el desenlace. Hay al menos tres posibilidades. Que las negociaciones continúen de forma más discreta, sin plazos perentorios ni compromisos previos; que Telefónica opte por la vía judicial para tratar de disolver Brasilcel, el holding con el que ambas controlan Vivo, o que se restañen las heridas y ambas sigan siendo socias.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS