Villaseca cifra en 150.000 millones el coste de las subvenciones a las renovables en 10 años

El presidente de Gas Natural Unión Fenosa insta al Gobierno a modificar la regulación del sector y asegura que el coste de la energía seguirá subiendo pese a que baje el consumo

El consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca, ha advertido hoy de que con el marco regulatorio actual de las energías renovables, "entre 2010 y 2020 los españoles podrían subvencionarlas con 150.000 millones de euros". El directivo de la energética catalana, que ha analizado en un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander la sostenibilidad económica de las energías alternativas, ha instado al Gobierno a revisar su política energética sobre los precios de las renovables antes de destacar que solo a lo largo de 2010 el Estado deberá pagar 7.000 millones de euros en subvenciones. "Su solución no se puede demorar" tras más de cinco años de ayudas al sector, y el Gobierno es consciente de la situación, ha resaltado.

Según ha defendido Villaseca, el coste de las energías renovables es entre dos y 12 veces superior al precio medio fijado para las convencionales, según datos de 2009, y su consumo obligatorio. Por este motivo, ha añadido tras recordar que la demanda de energía ha caído en los dos últimos años, "cuanto menos se consuma, mayor será la cuota de renovables" y, por lo tanto, se dará "la paradoja de que la energía será cada vez más cara". La reciente compra de Gas Natural por Unión Fenosa ha permitido a la empresa aumentar su presencia en el sector de la electricidad y, sobre todo, del gas, el combustible fósil con el que funcionan las centrales de ciclo combinado y la mayoría de las térmicas que existen en España.

Frente al hecho de que el precio de las renovables está regulado, el de la energía convencional baja en función del mercado. Por ello, Villaseca ha defendido que ante el aumento del uso de las alternativas mientras se reduce la aportación de las térmicas y el resto de fuentes convencionales, el ajuste que se produce por la menor demanda no se traduce al precio final que debe pagar el consumidor, "con lo que cada vez es más caro el megavatio", ha añadido. Según ha recordado, el consumo de renovables - eólicas, solares, ya sean termosolares o fotovoltáicas; y las hidráulicas- se ha elevado al 40,1% del total en el primer trimestre de 2010, con lo que sigue al frente de la UE, cuando la media de 2009 fue del 25%.

Pese a las críticas al marco regulatorio, Villaseca se ha mostrado partidario del uso de las renovables para combatir el cambio climático y reducir las emsiones de CO2, pero de "otra manera", ha insistido. Entre ellas, ha apostado por la eólica, ya que solo tiene el doble de coste que la convencional, "y no es una ironía es una realidad ya que la solar, por ejemplo, es 12 veces más cara", ha matizado.

Asimismo, ha afirmado que si el objetivo de la Unión Europea es que las renovables supongan el 20% del total de la energía consumida, se ha preguntado "por qué España tiene que elevar ese objetivo al 22,7%". "Que es lo que ha hecho el Gobierno", ha añadido antes de volver a preguntarse: "¿Quién va a pagar esta enorme factura, por qué España es el primer país de la UE en renovables?". "Todos estos costes se están cargando en el recibo de la electricidad que llega a cada casa", ha advertido. En su opinión, cuando se hizo este planteamiento, que entiende como una decisión política, "no se contaba con la crisis económica y financiera", ha analizado. Por eso, "hoy quizá España debería levantar el pie del acelerador y en lugar de ser el primero de la clase, podría ser el tercero o el cuarto. Y no estaría nada mal", ha resumido.

Sobre la próxima subida del recibo de la luz de julio, que según fuentes del mercado será del 4% de media tras la propuesta del Ministerio de Industria de elevar en un 10% las tarifas de acceso y la confirmación del presidente de que no subirá para los beneficiarios del llamado bono social ha aconsejado que la decisión del Gobierno sea acorde con los costes del sistema. "Y eso es lo que está por ver", ha dicho.

El "problema" de las renovables, según Villaseca, se añade al ya tradicional del sector del déficit de tarifa, que está previsto cierre 2010 en 3.120 millones de euros. Aunque él cree que será mayor. Este déficit supone la diferencia entre los costes de producir la electricidad y los ingresos, ya que ambos conceptos están regulados. Según ha añadido, el dato acumulado a lo largo de los últimos años asciende a 20.000 millones, "que deberá pagar el consumidor con intereses y que genera graves problemas de financiación", ha advertido.

Lo más visto en...

Top 50