Iberdrola impugna la junta de ACS

La demanda es el último capítulo de un enfrentamiento que dura ya tres años

La eléctrica Iberdrola ha presentado en los juzgados de lo Mercantil de Madrid una "demanda de juicio ordinario" contra ACS por considerar que el grupo no ha presentado una imagen fiel de su situación financiera y de sus resultados a los accionistas en la junta celebrada a mediados de abril. Esta demanda de impugnación de la junta es el último capítulo de un enfrentamiento que dura ya tres años.

En marzo ACS, que controla un 12% de Iberdrola y que ha solicitado sin éxito su entrada en el consejo de la eléctrica, anunció que impugnaría también la junta de la sociedad. Sin embargo, quien se ha adelantado ha sido Iberdrola. La compañía desveló ayer que posee un 0,064% del grupo que preside Florentino Pérez, equivalente a 20.000 acciones.

A finales de marzo pasado, como se ha dicho, tuvo lugar en Bilbao la junta de accionistas de Iberdrola. Allí se designó a un representante de ACS como miembro del consejo de administración, cargo en el que duró poco ya que, inmediatamente después, el delegado de ACS era expulsado.

Con esta decisión, la constructora de Florentino Pérez ejercía su derecho a la proporcionalidad, por el que todo accionista puede contar con un representante en el consejo en la misma proporción que resulte de dividir 100 entre el número máximo de consejeros fijado por los estatutos, en aquel caso 15. Ahora serían 14 ya que, durante el mismo consejo, se redujo en una plaza el número de miembros del consejo de administración.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS