El Toyota Prius se convierte en el primer híbrido líder de ventas en Japón

La compañía triplica en 2009 la comercialización de este modelo ecológico, beneficiada por las ayudas públicas

Japón ha aprovechado la crisis para modernizar su parque automovilístico y ha abierto la puerta a la expansión de la tecnología limpia en este mercado. El coche más vendido en el país oriental en 2009, el Toyota Prius, se ha convertido en el primer híbrido que lidera las ventas de vehículos en un Estado. En tan sólo siete meses, la tercera generación de este modelo ha fraguado lo que en 1997 nació como una costosa alternativa a la gasolina. El proyecto ha necesitado 12 años y el empuje de las ayudas públicas para convertirse en líder del mercado en Japón.

Toyota ha vendido en 2009 cerca de 209.000 modelos del Prius, tres veces más que en 2008, mientras que Honda sumó a esta cifra otros 93.283 Insight, el segundo híbrido más vendido de Japón y el quinto en la clasificación general dado a conocer hoy por la Asociación de Distribuidores de Automóviles nipona.

Estos vehículos, que combinan un motor de explosión con otro eléctrico y reducen el consumo y las emisiones, se han impuesto gracias a los descensos de precios de los fabricantes y a la eliminación de impuestos que ha favorecido el Gobierno japonés.

Como parece apuntar la tendencia de 2009, los consumidores optarán cada vez más por los vehículos ecológicos si el empuje gubernamental es suficiente, lo que ha llevado a otros fabricantes japoneses, como Nissan, a apostar también por el coche eléctrico. Tras las exenciones de impuestos y los descuentos iniciados en abril, las ventas de híbridos se dispararon, mientras las de automóviles convencionales cayeron a ritmo de dos cifras.

Un comprador japonés puede ahorrarse hasta 3.000 euros en la compra de un híbrido, un incentivo que ha favorecido la aparición de nuevos modelos con esta tecnología, como el Toyota SAI o los que Honda presentará en 2010. Uno de cada ocho vehículos nuevos que circulan por Japón son híbridos, una proporción que no se da en ningún otro país del mundo, lo que ha contribuido a un tráfico más silencioso y menos contaminante en las ciudades.

Las emisiones de un vehículo híbrido pueden ser hasta un 55% menores a las de un coche convencional, a lo que se une un consumo que en el caso del Prius es de un litro por cada 38 kilómetros. En ciudades como Tokio, con una gran densidad de tráfico, los coches híbridos pueden suponer un gran ahorro, ya que a velocidades inferiores a los 55 kilómetros por hora funcionan en modo eléctrico.

Lo más visto en...

Top 50