Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis del motor

Ford producirá el Focus solo en Alemania y el C-MAX en España

Almussafes será la primera planta europea en fabricar la nueva generación de motores de gasolina

El presidente de Ford Europa, John Fleming, ha confirmado hoy que la producción de la nueva generación del Focus, que se lanzará en 2011, se concentrará en la planta de Saarlouis (Alemania), descartando la posibilidad que manejaba la compañía de una segunda planta de producción. Como consecuencia, la planta de Almussafes dejará de fabricar este modelo.

Fleming también ha confirmado que la factoría de Almussafes mantendrá la producción del nuevo Fiesta, cuya demanda ha permitido rebajar el expediente de regulación de empleo temporal de 1.100 a 294 trabajadores. Asimismo, la planta producirá a partir de 2010 el nuevo monovolumen C-MAX, "para todos los mercados europeos y potencialmente para otros mercados fuera de Europa", ha indicado Fleming. Aunque el sindicato UGT dio por hecho que Almussafes produciría también para el mercado norteamericano, fuentes de Ford han explicado que en su momento se desvelarán cuáles pueden ser esos "otros mercados".

Nuevo motor

Junto a este coche, la planta española iniciará a final de año la fabricación del nuevo motor de 2.0 litros EcoBost de inyección directa de gasolina, cuyo lanzamiento está previsto para 2010. La factoría de Almussafes será la primera en Europa en fabricar un motor con esta tecnología avanzada que reduce en un 20% las emisiones de CO2. El proyecto, según fuentes sindicales, permitirá pasar de producir 250.000 motores a 450.000.

El pasado mes de marzo Ford anunció diversas medidas para ajustar la producción a la demanda, ajustando su plan de fabricación a las necesidades de un negocio en el que no prevé ninguna mejora significativa en el mercado europeo, que ha pasado de comprar 18 millones de vehículos a 13,5. Según Fleming, estas decisiones se han adoptado línea con la estrategia global de fabricación basada en maximizar la eficiencia de las inversiones y la capacidad de fabricación y flexibilidad.

El objetivo de Ford, ha explicado Fleming, es volver cuanto antes a una situación de beneficios sostenibles. "Ya hemos demostrado nuestra capacidad y voluntad para tomar las medidas oportunas y haremos todo lo necesario para asegurar que Ford Europa resurja de esta situación como una compañía más eficiente y fuerte", ha afirmado.

Anuncia de despidos

También, en una reunión paralela de la comisión consultiva, la dirección de Ford ha anunciado a los sindicatos que este año habrá extinciones de contratos, es decir, despidos, según ha informado a Efe el responsable de UGT, Gonzalo Pino. En esa reunión, los máximos responsables de Ford indicaron que "se va a reducir plantilla en Almussafes", ha añadido.

Además, según fuentes sindicales, la reducción puede ser "alta" si se toma como referencia la petición de la dirección de Almussafes de presentar un ERE para 1.100 trabajadores que al final ha quedado, tras la revisión de la Dirección General de Trabajo, en 294.