Los trabajadores del metal intensifican las protestas en Vigo

Los manifestantes han cortado la AP-9 tras la ruptura de las negociaciones y mantienen la huelga general

Una barricada de neumáticos en llamas corta la AP-9.
Una barricada de neumáticos en llamas corta la AP-9.EFE

Los trabajadores del sector del metal en la provincia de Pontevedra continúan con sus protestas tras la ruptura de las negociaciones del convenio colectivo con la patronal. La jornada de reivindicaciones ha comenzado esta mañana cortando al tráfico el acceso a Vigo de la AP-9, donde quemaron varios neumáticos, en la primera jornada de la huelga general a la que están convocados hoy unos 40.000 trabajadores.

Fuentes de gestión de Tráfico de la DGT han informado de que los trabajadores se desplazaron hasta este ramal por el que se accede a Vigo desde la AP-9 a las 06.45 horas, donde cortaron el tráfico durante una hora.

Los representantes de las centrales sindicales CIG, UGT y CC OO y de los empresarios del sector metalúrgico en Pontevedra rompieron a última hora de ayer las negociaciones del convenio colectivo, después de mantener una reunión ininterrumpida de 34 horas.

Más información

Desde hoy secundarán esta huelga, además de los trabajadores de las empresas que se regían por el convenio del sector, los de las empresas con convenio propio, unas 2.000 más, entre las que se encuentra el centro PSA Peugeot Citroën de Vigo.

Desde la patronal, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, ha rechazado sin embargo las revisiones salariales exigidas por el sector metalúrgico en Pontevedra y ha apuntado que estas peticiones "están completamente fuera de lugar y son disparatadas". Además, ha criticado que se han realizado "sabiendo que estamos en una inflación negativa" y "que no se espera que el año cierre con inflación" en España.

Díaz Ferrán ha señalado que en los años pasados, de acuerdo con los sindicatos, "hemos hecho revisiones salariales que garantizaban el poder adquisitivo de los trabajadores". En este sentido, ha explicado que este año en España hay una inflación negativa, y que los sindicatos y los trabajadores deben tener en cuenta que hay un 0,9% de caída en los precios.

"Para garantizar este año el poder adquisitivo deberían bajarse los salarios un 0,9%", ha apostillado. "Nosotros desde la CEOE proponemos unas revisiones salariales entre el cero y el 1 por ciento y me consta que en algunos sectores se están firmando convenios algo por encima", ha añadido al tiempo que ha advertido de que, a su juicio, no es bueno que se firmen revisiones que estén por encima de cómo va a terminar el IPC, que pronosticó en un 1% hasta final de 2009. "Nadie tiene la bola de cristal" sobre la inflación, ha apuntado antes de criticar que todos los convenios se están firmando por encima de esta cifra.

Lo más visto en...

Top 50