Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Basf echa el cierre a una fábrica de Tarragona

La compañía asegura que la fábrica, que ocupa al 8% de la plantilla, no es rentable

Basf cerrará su planta de Styropor, que fabrica EPS, poliestireno expandible, y que está ubicada en su centro de producción de Tarragona, lo que supondrá la pérdida de 85 puestos de trabajo, según un comunicado de la empresa.

"El cierre está previsto para el mes de agosto del 2009", señala Basf en su nota en la que añade que, "como consecuencia directa del cierre de esta planta y debido a la difícil coyuntura económica de los principales mercados de Basf en España, la empresa reajustará sus servicios de producción".

Estas medidas afectan a un total de 85 puestos de trabajo, un 9% de los que dispone Basf Española S.L por el recorte de servicios, como mantenimiento, ingeniería, y logística en Tarragona. "La decisión no ha sido fácil. Pero estas medidas son cruciales para asegurar futuras actividades en nuestro centro de producción de Tarragona", ha afirmado el gerente de Basf Española y responsable de las actividades del grupo alemán en España y Portugal, Gerhard Schwarz.

Basf asegura que ha establecido una agenda de reuniones con los representantes de los trabajadores. El objetivo es alcanzar un acuerdo hasta mediados de 2009 que se implementará hasta marzo del 2010. La planta de Styropor, según la multinacional, no es rentable debido a su relativamente pequeña capacidad de producción, que la ha llevado a una estructura de costes desfavorable.

"La decisión de cerrar la planta de Styropor no significa que Basf se retire del mercado ibérico de EPS", ha afirmado el responsable de la unidad de negocio de espumas, Giorgio Greening, que ha añadido que "Basf continuará abasteciendo la región con EPS de alta calidad desde Ludwigshafen, Alemania, y seguirá defendiendo su cuota de mercado".

Basf es uno de los grupo químicos mayores del mundo, cuenta con unos 97.000 empleados y contabilizó unas ventas superiores a 62.000 millones de euros en 2008.