Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ryanair entra en números rojos

El precio del petróleo y la depreciación de su inversión en Aer Lingus lastra los resultados de la líder de las 'low cost'

La aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair registró en su último ejercicio fiscal, que concluyó el pasado 31 de marzo, unas pérdidas de 169 millones de euros, frente a los beneficios de 390,7 millones de euros que contabilizó en el ejercicio anterior atendiendo a los estándares financieros internacionales, según ha informado hoy la low cost.

No obstante, antes de cargas extraordinarias, como el precio del petróleo o la depreciación de los títulos de Aer Lingus, el resultado se habría quedado en positivo con un beneficio de 104,9 millones de euros, de todas maneras un 78% menos que los 480,9 millones de euros que registró en el ejercicio fiscal anterior.

Ryanair, que cuenta con una participación del 29,8% en su competidora Aer Lingus, sufrió una depreciación de 222 millones de euros en dicha inversión, hasta los 93 millones de euros. En este sentido, la compañía ha asegurado que, teniendo en cuenta el actual descenso del precio de las acciones de su competidora, no tiene previsto vender su participación, a pesar de los dos intentos fallidos de hacerse con el control de Aer Lingus.

Asimismo, la low cost sufrió el impacto de los altos precios del petróleo registrados el pasado año y que, a pesar de la posterior caída, provocaron un aumento de su factura de combustible del 59%, hasta los 1.257 millones de euros.

Pese a ello, el director ejecutivo de la aerolínea, Michael O'Leary, ha afirmado que el número de pasajeros durante los citados doce meses aumentó un 15%, hasta los 58,5 millones, y que confía en "doblar" los beneficios en 2009 y 2010. "A pesar de la recesión global y el precio del combustible, la política de la aerolínea de bajas tarifas y bajos costes ha contribuido, de nuevo, al crecimiento del tráfico y beneficios, lo que demuestra la fortaleza de nuestro modelo", ha dicho O'Leary.

Además, la compañía también ha sacado el jugo a su amplio catálogo de ingresos auxiliares (comidas, bebidas, alojamiento, alquiles de coches), que han superado en tres puntos las previsiones de principios del ejercicio con un 23%. "En este clima de recesión, seguiremos ofreciendo a los consumidores europeos más competitividad, más opciones y mejores precios, justo como lo están haciendo Aldi, Lidl, IKEA o McDonalds en sus respectivos sectores", ha añadido O'Leary.

De hecho, el director de Ryanair ha asegurado que la aerolínea continuará incrementado este año su volumen de pasajeros, su valor en el mercado de valores y sus beneficios, mientras se reducen "sustancialmente" el precios de las tarifas aéreas.