Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salgado llama al sector financiero a "redimensionarse"

La ministra de Economía y Hacienda cree que la capacidad alcanzada por las entidades en la época de bonanza "resulta excesiva" actualmente y les pide que se refuercen

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, ha apostado por "redimensionar" el sector financiero, entre otros, durante la clausura de la XXV Reunión del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona). Salgado ha aprovechado su participación en este foro para pedir a las entidades financieras españolas que se refuercen "en el medio plazo" y que reajusten la capacidad que alcanzaron durante la bonanza económica porque actualmente "resulta excesiva".

En su primera visita a Cataluña desde que tomo posesión del cargo en abril, la ministra de Economía ha señalado que son las propias entidades las que deben decidir "los pasos a tomar" para conseguir el refuerzo del sistema económico español. Asimismo, Salgado ha hecho especial hincapié en la necesidad de que se estabilice el sector financiero para normalizar el flujo de crédito a ciudadanos y empresas.

En este sentido, la vicepresidenta segunda ha abogado por "redimensionar los sectores que se han expandido en los últimos años y que en, este momento, tienen un exceso de capacidad, empezando por el sector financiero". "Un sector -ha continuado- que, a escala internacional, ha estado en el origen de la crisis y no ha guardado relación con el crecimiento de la economía real".

En clave exclusivamente nacional, la ministra ha señalado que pese a que la supervisión y la regulación "han funcionado razonablemente bien", se ha producido en España un aumento del endeudamiento "que no es sostenible" y que "requiere un proceso ordenado de reestructuración".

Salgado también ha explicado que el nuevo fondo de reestructuración de entidades financieras no está fijado todavía porque se está debatiendo en el Parlamento. Sobre este tema, ha agregado que el nuevo fondo servirá para "actuar de manera rápida y selectiva cuando sea necesario". La medida, ha reclacado la ministra Economía,será el último recurso para cuando fallen las decisiones que adopten las propias entidades y si el fondo de garantía de depósitos no es suficiente.

Salgado ha destacado que el objetivo del Gobierno es conseguir que, cuando se inicie la recuperación económica, las entidades financieras estén "en disposición de satisfacer el incremento de la demanda de crédito y realizar nuevas inversiones".