Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

British Airways dejará en tierra 16 aviones tras perder 420 millones

La aerolínea asegura sobre la fusión con Iberia que continúa trabajando para mejorar la colaboración

La aerolínea British Airways (BA), en pleno proceso de fusión con Iberia, registró unas pérdidas récord 375 millones de libras (unos 420 millones de euros) en el último año fiscal, que finalizó el pasado 31 de marzo, tras verse afectada por el alza del carburante. Con vistas al futuro y presionada por la necesidad de reducir costes, la compañía, además de suspender el pago de dividendos, ha anunciado que el próximo invierno dejará en tierra 16 aviones.

En un comunicado remitido hoy a la Bolsa de Valores de Londres, la primera aerolínea británica indica que los números rojos registrados en los últimos doce meses hasta marzo, los primeros anuales desde 2007, contrastan con las ganancias de 712 millones de libras (unos 797 millones de euros) obtenidas el año anterior.

El consejero delegado de British Airways, Willie Walsh, ha señalado que la factura del carburante ascendió en el año a 3.000 millones de libras (3.360 millones de euros) y ha admitido que la compañía aérea opera en el momento más difícil que haya tenido que afrontar por la desaceleración económica global. Un escenario que afronta con un abultado nivel de deuda, que se ha duplicado en este periodo.

Sobre su relación con Iberia, después de que hace unos días el Daily Telegraph publicase que la fusión se encuentra en peligro por el déficit del fondo de pensiones del la británica, British Airways indica en su comunicado que tiene un 13,15% de inversión en la aerolínea española y que han sido identificadas áreas de cooperación, por lo que el trabajo continúa para poder implementarlas.

Aerolínea "global"

"Es vital, por lo tanto, que nos mantengamos -totalmente compromtidos con nuestros planes de establecer a British Airways como una aerolínea global, de alto rendimiento, centrada en el mercado", ha asegurado Walsh. Así, ha explicado que la aerolínea toma medidas para "mitigar el impacto de la crisis económica en nuestro negocio", ya que el próximo invierno reducirá su capacidad a través de la supresión de un 4% de vuelos frente al año pasado, con lo que quedarán en tierra 16 aparatos. Entre otras medidas, ha indicado que no pagará primas a los gerentes, no hay planes de aumento de sueltos y se ofrecerá al personal la posibilidad de trabajar con reducción de jornada.

"Mientras que nos concentramos en la situación inmediata a través de la reducción de costes, la inversión en la mejora del servicio al cliente es vital. Con el aumento de la competencia y más opciones del consumidor, necesitamos garantizar nuestra futura competitividad asegurando que ofrecemos a los clientes un servicio excelente a lo largo del viaje", ha puntualizado el consejero delegado de BA.

Pérdidas a pesar de mejorar los ingresos

En cuanto a los números presentados, British Airways obtuvo unas pérdidas brutas de 401 millones de libras (unos 449 millones de euros) en el último año hasta el 31 de marzo, frente al beneficio de 922 millones de libras (unos 1.032 millones de euros) del periodo anterior. Pese a los números rojos, la aerolínea tuvo unos ingresos de 8.992 millones de libras (unos 10.071 millones de euros), un ascenso del 2,7% frente al periodo anterior, cuando los ingresos alcanzaron 8.758 millones de libras (unos 9.808 millones de euros).

No obstante, este avance de los ingresos no pudo contrarrestar unas pérdidas operativas de 220 millones de libras (unos 246 millones de euros) frente a los beneficios de 878 millones de libras (unos 983 millones de euros) del año anterior hasta el 31 de marzo de 2008. Así, la deuda de la compañía al 31 de marzo pasado alcanzaba los 2.382 millones de libras (unos 2.667 millones de euros) frente a los 1.310 millones de libras (unos 1.467 millones de euros) del año anterior.