Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno calcula que el Plan E contra la crisis ha inyectado 50.000 millones en la economía

Reunión extraordinaria para evaluar el impacto de las medidas contra el paro.- Salgado ve "brotes verdes" en la situación económica internacional.- Zapatero anunciará más medidas en el debate sobre el estado de la nación

El Consejo de Ministros se ha reunido esta mañana en convocatoria extraordinaria para evaluar todas las medidas adoptadas en los últimos meses para hacer frente al alza del paro y el deterioro del mercado laboral español. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado hoy que con las 91 medidas que ha puesto en marcha el Gobierno dentro del Plan E se han inyectado en la economía más de 50.000 millones de euros, lo que equivale al 2% del PIB.

Según la vicepresidenta primera, este esfuerzo económico es el mayor que se ha realizado en la Unión Europea y ha servido para atender a los parados, a las empresas, a las entidades financieras y a los ayuntamientos. No obstante, también es cierto que el mercado laboral español es el que más está sufriendo de entre los socios europeos por el aumento del paro.

Salgado asegura que se están empezando a observar algunos "brotes verdes" en la situación económica internacional

Concretamente, el desempleo afecta ya a 4.010.700 de personas, lo que coloca la tasa de paro en el 17,36%, de acuerdo con la Encuesta de Población Activa (EPA), cifra que según los Servicios Públicos de Empleo alcanzó en abril pasado los 3.644.880. De hecho los datos sobre el desempleo son la excepción negativa en el análisis de Salgado, "porque cualquier incremento del desempleo

motiva preocupación".

Para intentar atajar este fuerte aumento del desempleo, la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, ha recordado la puesta en marcha del plan de inversión municipal, dotado con 8.000 millones de euros para realizar pequeñas actuaciones en el ámbito de los ayuntamientos. En este apartado, Salgado, que fue la responsable de ponerlo en marcha desde el Ministerio de Administraciones Públicas, ha valorado que ha superado las expectativas.

Según las previsiones iniciales, esta iniciativa iba a permitir emplear a 278.000 personas de forma directa, lo que a su vez facilitaría 120.000 empleos indirectos. Pero la realidad es que sus resultados están superando en un 30% las expectativas, ha añadido Salgado.

Más medidas

Sobre la adopción de nuevas medidas, Salgado ha confirmado que será el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, quien anunciará novedades en el próximo debate sobre el estado de la nación. No obstante, ha advertido de que "ahora no es el momento de aprobar" más actuaciones, si no de evaluar la evolución de las que ya están en marcha y "están empezando a dar sus frutos".

Lo que está claro, ha añadido De la Vega, es por dónde no irán las posibles nuevas medidas: "Aquellas que recorten la protección social o se refieran a la reforma del mercado laboral". Donde sí han admitido que se podían llevar a cabo cambios es "en las líneas del ICO que no están funcionando como se esperaba". "También se puede crear alguna nueva", ha asegurado.

En cuanto a la evolución de la economía y los plazos para una posible reactivación, Salgado ha añadido que se están empezando a observar algunos "brotes verdes" en la situación internacional. Entre ellas, ha incluido la reacción de las bolsas, la mejora de los indicadores de confianza y la desaceleración de la morosidad. Además, la vicepresidenta segunda también se ha atrevido a incluir en este paisaje edulcorado la moderación del aumento del paro registrado.

Por su parte, la secretario de Estado de Empleo, Maravillas Rojo, ha señalado en una entrevista digital con ELPAÍS.com que "es posible que en los próximos meses, si bien siga creciendo el desempleo, lo haga con mayor moderación y vayamos constatando los efectos del conjunto de medidas del gobierno central y los autonómicos para frenar el desempleo". "En todo caso, en España hay una amplia coincidencia en la necesidad de avanzar en la flexiguridad como elemento de mejora de la competitividad", ha añadido.