Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Quién quiere las entradas de Madoff?

El liquidador de los activos del financiero necesita vender su abono para ver a los Mets de Nueva York

Irving Picard, el liquidador de los activos de Bernard Madoff, el financiero estadounidense que estafó 50.000 millones de dólares a sus clientes, necesita juntar la mayor cantidad de fondos posibles para compensar a las víctimas. Acaba de poner en venta dos entradas que Madoff tenía para el próximo partido de los Mets de Nueva York, que se celebrará el próximo 13 de abril. Además, Madoff tenía un abono anual para ver al equipo de béisbol, que el liquidador podría poner en venta a través de eBay, la casa de subastas por Internet.

El abono es de dos asientos de segunda fila justo detrás de la base del bateador y tiene un valor de 80.190 dólares por temporada, es decir, entre 295 y 695 dólares por partido, según detalla el propio Picard en su página web.

Picard pidió autorización el martes al juez que lleva el caso en el Tribunal de Bancarrota de Nueva York mediante una solicitud en la que explica que, dado que la temporada ya ha comenzado, la venta se debe hacer cuanto antes para obtener el mejor precio posible. Está previsto que el juez haga pública su decisión el próximo 14 de abril.

Para poder llevar a cabo la operación, el liquidador ha tenido que llegar a un acuerdo con los Mets que permita transferir las entradas, pero no los derechos que este tipo de abonos dan para adquirir otros pases para los playoff y para próximas temporadas.

Ese acuerdo implica que los asientos de Madoff se cambiarán por otros algo más económicos (de 60.750 dólares por temporada), que según el liquidador serán más fáciles de vender, y los Mets abonarán los 19.440 dólares de diferencia.

En su nuevo estadio, que ha costado cerca de 800 millones de dólares y del que Madoff no ha podido disfrutar porque entró en prisión antes de que se inaugurara, los Mets tienen espacio para 42.000 espectadores.

El financiero, de 70 años, se declaró culpable de once delitos relacionados con la creación y el mantenimiento de una estafa a través de una estructura financiera ilícita con la que defraudó 50.000 millones de dólares a miles de inversores.