El turismo registra su peor año de la última década

El PIB del sector deja de aportar al crecimiento español en 2008 y no prevé recuperarse hasta 2010

El turismo español entró en 2008 en una crisis de la que no se recuperará hasta 2010, según las previsiones difundidas hoy por la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur). Su vicepresidente ejecutivo, José Luis Zoreda, ha destacado que el sector empezó a notar más tarde que el resto el cambio de ciclo tras hacerse patente a partir de verano la caída de la demanda nacional, aunque con más intensidad.

El turismo, industria que representa el 10% de la economía española, por primera vez en la última década no suma en 2008 al crecimiento de España, sino que resta, ya que el PIB turístico -ISTE- (elaborado por este lobby turístico y que analiza la evolución del sector) cayó un 1,1% respecto a 2007. Si se prolonga la crisis, añade Exceltur, los expertos auguran "recortes drásticos de plantilla" en los próximos meses que podrían suponer la destrucción de unos 100.000 empleos hasta el mes de mayo, un 6% del total.

Más información
Iberia cancela 11 vuelos por la niebla y la supuesta huelga de los pilotos

Asimismo, el sector ha registrado en 2008 una importante caída de los ingresos del 4,1%, aunque las previsiones para 2009 son aún peores ya que auguran un descenso del 5,7%. Un hecho que, unido a la menor llegada de turistas (un 3,8% menos), está provocando un recorte del gasto medio diario en destino que se deja notar en el PIB turístico y está detrás del descenso del 3% previsto para 2009 y el mencionado retroceso del 1,1% de 2008, el primero desde 2002, cuando cayó un leve 0,2%.

Repercusiones del caos de Barajas

En otro orden de cosas, el sector ha alertado de las repercusiones que podrían tener las alteraciones que se están últimamente produciendo en el aeropuerto de Madrid-Barajas , teniendo en cuenta la importancia del aeródromo para la industria. "El turismo es muy sensible a todo lo que suponga inseguridad y molestia", ha destacado el presidente de la Asociación Empresarial de Agencias de Viajes Españolas (Aedave).

No obstante, Maciñeiras puntualizó que el malestar se convierte en un hecho puntual "el efecto pasa pronto". "Si en cambio se empieza a convertir a algo periódico, y en Barajas ya ha habido más problemas de este tipo, y no se corrige, puede afectar a la imagen de España", ha recalcado el presidente de Aedave, tras recordar la gran importancia del aeropuerto.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS