Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bancos conceden el crédito a la familia del millonario Merckle dos días después de su suicidio

Adolf Merckle, de 74 años, se quitó la vida hace dos días ante la imposibilidad de gestionar las deudas acumuladas.- Ahora la familia ha conseguido un crédito sindicado para aliviar su situación pero tiene que vender la farmacéutica Ratiopharm

Los bancos acreedores han salvado al grupo empresarial Merckle con un crédito de 400 millones de euros (544 millones de dólares) pero le obligan a vender el productor de medicamentos genéricos Ratiopharm, dos días después del suicidio del patriarca Adolf Merckle, de 74 años. El millonario, el quinto alemán más rico según Forbes, se suicidó precisamente por las dificultades para manejar la enorme deuda que había acumulado tras apostar a la baja por Volkswagen y perder 400 millones en Bolsa.

"La situación de crisis económica de sus empresas ocasionada por la crisis financiera y la incertidumbre unida a ella en las últimas semanas, así como la impotencia de no poder actuar, han derrumbado al apasionado empresario familiar y ha acabado con su vida", indicaba ayer la familia en un comunicado.

Un portavoz del grupo inversor VEM Vermögensverwaltung, en el que están agrupadas las empresas de Merckle, confirmó que las 30 entidades de crédito acreedoras han aprobado hoy este crédito puente para evitar los problemas de liquidez que atraviesa el conglomerado empresarial.

Junto a Ratiopharm, pertenecen al grupo Merckle empresas como el fabricante de cemento HeidelbergCement y la farmacéutica Phoenix. Los bancos acreedores también han exigido que se retire Ludwig Merckle, quien tras el suicidio de su padre era gerente administrador de VEM junto con Susanne Friess. El crédito puente evitará a corto plazo la insolvencia del imperio Merckle, que emplea a 100.000 personas.