Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La demanda de petróleo cierra 2008 con su primer descenso en los últimos 25 años

La AIE rebaja de nuevo sus previsiones en 350.000 barriles diarios por el frenazo económico

La demanda mundial de petróleo registrará en 2008 su primer retroceso desde 1983, según afirma la Agencia Internacional de la Energía (AIE) en su último boletín mensual, donde pronostica que la demanda de crudo alcanzará los 85,8 millones de barriles diarios (mb/d), 350.000 barriles diarios menos que su anterior estimación, aunque espera que el consumo de petróleo vuelva a crecer en 2009, cuando alcanzará los 86,3 mb/d.

Las estimaciones del organismo dependiente de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) toman como punto de partida las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), que apuntan a una paulatina recuperación de la economía global a partir del segundo semestre de 2009.

Por otro lado, la AIE indica que el suministro mundial de petróleo disminuyó en 165.000 barriles diarios el pasado mes de noviembre, hasta una media de 86,5 mb/d, influido por el recorte de 760.000 barriles diarios adoptado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), cuyo volumen de suministro pasó a ser de 31,3 mb/d.

Cotización del barril

De cara a diciembre, la organización internacional augura que el suministro de petróleo experimentará una nueva reducción, puesto que los ministros de la OPEP se reunirán el próximo 17 de diciembre en Orán (Argel) para estudiar nuevos recortes. En este sentido, el informe señala que los precios del crudo bajaron a comienzos de diciembre hasta cerca de 40 dólares por barril por los crecientes síntomas de desaceleración económica y la caída de la demanda por parte de los países de la OCDE.

De este modo, la AIE apunta que las reservas de petróleo de los países miembros de la OCDE aumentaron en octubre en 45,6 millones de barriles, hasta 2.697 millones, lo que ante el debilitamiento de la demanda representa asegurar el suministro para 56,8 días, muy por encima de la media de los últimos cinco años. Asimismo, el informe apunta que los datos preliminares de noviembre apuntan a otro incremento de unos 10,3 millones de barriles de las reservas de la OCDE.