Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

Trichet abre la puerta a una posible rebaja de tipos en el futuro

El instituto emisor mantiene el precio del dinero en su nivel más alto desde 2001 a pesar del frenazo económico.- Las bolsas y el euro caen

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, ha abierto hoy la posibilidad a una rebaja de tipos de interés en el futuro tras admitir que el crecimiento se debilita más rápido de lo previsto y que, aunque "los riesgos inflacionistas para la estabilidad de precios han disminuido algo", no han desaparecido, por lo que seguirán vigilantes. Trichet ha justificado esta tensión en el hecho de que el crecimiento económico de la zona del euro se está debilitando.

Esta decisión se ha tomado en un contexto de depreciación del euro y en la que es, según el presidente del BCE, la peor crisis "desde la Segunda Guerra Mundial", tal y como ha asegurado en una entrevista en la cadena France24. La moneda europea, que desde primera hora estaba por debajo de los 1,4 dólares, marcaba a las 15.50 su mínimo anual en 1,3785 dólares por el impulso que ha dado al billete verde los avances en las medidas de la Casa Blanca y por la decisión del BCE, que tampoco ha gustado a las bolsas.

En la rueda de prensa tras la reunión del consejo de gobierno en el que se ha decidido mantener el precio del dinero en su nivel más alto de los últimos 7 años con un 4,25%, Trichet ha advertido de que la reactivación económica del área del euro se debilita, con una caída de la demanda y un endurecimiento de las condiciones de financiación. El banquero francés ha reconocido que la crisis financiera ha modificado su análisis, poniendo el énfasis en que las recientes turbulencias que han azotado los mercados añaden mucha inseguridad sobre la evolución futura de la economía.

Preguntado sobre si el consejo del BCE había barajado la posibilidad de rebajar el precio del dinero, Trichet ha admitido que en la reunión se han barajado dos posibilidades, bajarlos o subirlos, aunque finalmente han decidido por unanimidad dejarlos en el 4,25%.

Por otra parte, la institución europea también ha dejado inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a las entidades, en el 5,25%, así como la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 3,25%. Los expertos coincidieron al prever que el banco europeo iba a mantener las tasas debido a que se mantienen las presiones inflacionistas a medio plazo en los países que comparten el euro.

Posibles rebajas de la Fed

Frente al inmovilismo del instituto emisor europeo, su homólogo estadounidense, la Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés) estaría sopesando la necesidad de rebajar el precio del dinero en este país aunque el plan de rescate aprobado la pasada noche en el Senado salga finalmente adelante, según recogen hoy varios medios de EE UU.

Aunque la Fed dejó en el 2% los tipos en su última reunión de política monetaria celebrada el pasado 16 de septiembre para atajar los riesgos inflacionistas, el instituto emisor estadounidense ha reducido hasta en siete veces el precio del dinero en el país desde el comienzo de la crisis financiera en el verano de 2007. Una cascada de movimientos que contrasta con la actitud del BCE, que tan sólo ha variado sus tasas en una ocasión: el pasado julio y al alza en un cuarto de punto.