Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

El desplome en Bolsa obliga al belga Fortis a vender activos por valor de hasta 10.000 millones

La empresa nombra un nuevo consejero delegado para recuperar la confianza. -Las turbulencias se han llevado por delante dos terceras partes de su capitalización y multiplicado el coste de su deuda

Tras días de rumores y una semana de desplome en Bolsa, el franco belga-holandés Fortis ha confirmado esta mañana que venderá activos por valor de entre 5.000 y 10.000 millones para sanear sus cuentas, ha informado hoy la entidad, que ha garantizado en cualquier caso que sigue siendo solvente y ha justificado la operación por las "actuales condiciones difíciles del mercado". No obstante, Fortis ha nombrado un nuevo consejero delegado, Filip Dierckx, para intentar restaurar la confianza de los inversores, que han castigado hoy las acciones de la entidad belga-holandesa con una caída de más del 20%.

Según informan hoy los medios belgas, la entidad podría estar sopesando esta operación porque su desplome bursátil, que se ha llevado por delante dos terceras partes de su capitalización en lo que va de año en el mercado de valores de Amsterdam, está multiplicando el valor de su deuda y colocando a sus acreedores -como el Radobank- ante sus puertas, aunque la entidad lo niega.

El propio banco ha confirmado a través de un comunicado que los activos que se venderán corresponden a la división de banca y a la de seguros y están localizados tanto fuera como dentro de los países del Benelux (Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo). E incluso añade que ya tiene posibles compradores.

Para tranquilizar a los inversores, Fortis ha añadido en el documento que tiene una base diversificada de liquidez de más de 300.000 millones de euros "y que su solvencia está muy por encima del mínimo" requerido por la ley.

Además, sostienen que "la necesidad futura de capital adicional realmente solo surgirá en los próximos 12 ó 18 meses", a medida que empiecen a integrar la mayor parte del negocio de ABN AMRO que adquirió junto al Santander.

El ministro belga de finanzas, Didier Reynders, ha lanzado este viernes a la salida del Consejo de Ministros un mensaje de tranquilidad a los consumidores. "Como en el resto de Europa, en Bélgica no dejaremos a ningún cliente en dificultades", ha asegurado. En el mismo sentido se ha pronunciado Werwilst, que ha asegurado que los clientes "no tienen nada que temer".

Nueva víctima de la crisis en Europa

Con esta decisión, la entidad presidida por Herman Verwilst se sitúa entre los bancos europeos más afectados por la crisis, aunque aún lejos del suizo UBS, que lidera la clasificación tras destinar provisiones por valor de 27.900 millones de euros para hacer frente a unas pérdidas totales que superan los 44.000 millones provocadas a raíz de las hipotecas basura, aunque no ha llegado a optar en ningún caso por deshacerse de activos tal y como hoy ha anunciado Fortis.

Además, la noticia ha llegado en un mal día para los mercados ya que coincide con el anuncio de la venta de parte de la primera caja de Estados Unidos, Washington Mutual, a Jp Morgan y ha obligado al Gobierno norteamericano a intervenir la sociedad.

El HSBC despide a 1.100 trabajadores de su división de banca global

El HSBC, el mayor banco de Europa, ha despedido a 1.100 personas de su división de banca global y operaciones de mercado, debido a la incertidumbre de la crisis crediticia mundial. La firma cuenta con alrededor de 335.000 empleados en todo el mundo, por lo que los despidos anunciados hoy suponen un 4% de la plantilla de su división de banca de inversión. Del total, unos 500 se han producido en su sede de Londres.

El HSBC ha atribuido los recortes a la situación del mercado y a una previsión "cauta" para 2009. De este lado, el anuncio se produce en un momento de gran dificultad para el sector de la banca de inversión en todo el mundo tras la quiebra de Lehman Brothers y los problemas de Morgan Stanley, Merrill Lynch y Goldman Sachs.

Más información