Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Deterioro económico

Las familias incapaces de pagar sus hipotecas alcanzarán las 120.000 antes de final de año

Adicae advierte que la subida de los tipos pone en "apuros" a cuatro millones de consumidores que firmaron sus créditos en los últimos ocho años. -El Euríbor se relaja tras las palabras de Trichet

Unas 60.000 familias se encuentran en la actualidad en situación de morosidad en España, cifra que podría duplicarse hasta alcanzar 120.000 en los próximos seis u ocho meses, según ha explicado hoy Manuel Pardos, presidente de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae).

Pardos ha afirmado que cerca de 4 millones de hipotecas, especialmente aquellas firmadas entre los años 2000 y 2008, están "en apuros" tras las últimas subidas de tipos de interés propiciadas por el Banco Central Europeo (BCE), la última de ellas ayer, que incrementó los tipos en la zona euro hasta el 4,25%.

El presidente de la asociación ha señalado, durante la presentación de una plataforma para los Afectados por la Crisis Hipotecaria, impulsada por Adicae, que la situación es "dramática" porque existe un gran número de familias "en riesgo de ejecución hipotecaria".

La asociación califica la iniciativa de prolongar el plazo de las hipotecas de "ridícula"

Según ha explicado, la situación afecta especialmente a algunos colectivos como los mileuristas, los inmigrantes y las familias con hijos de entre 30 y 40 años, que firmaron sus hipotecas hace años cuando los tipos estaban más bajos. Además, ha considerado insuficientes las medidas aprobadas por el Gobierno en esta materia y ha tildado de "ridícula" la iniciativa de prolongar el plazo de las hipotecas, propuesta por el ministro de Economía, Pedro Solbes.

Pardos ha recordado que el nivel de morosidad en España ha pasado del 0,3% en 2007 al 1,5%, en el caso de las cajas de ahorro, y ha pronosticado que la cifra podría llegar hasta el 3% a finales de este año, lo que supera de largo la cifra del 2% prevista tanto por la Asociación Hipotecaria Española como por destacados dirigentes del sector como Isidro Fainé, presidente de la Caixa.

Para el presidente de Adicae, la "solución" pasa por que la banca "pierda algo", sin disminuir de forma muy elevada su beneficio, pues, según ha precisado, tampoco "les interesa acumular un stock inmobiliario".

La Bolsa vuelve a las pérdidas y el Euríbor se relaja

En este sentido, los expertos atribuyen el aumento de la morosidad a dos factores fundamentales: la subida del paro y el encarecimiento del Euríbor, que es el interés al que los bancos europeos se prestan el dinero entre sí y está vinculado directamente al precio del dinero que fija el BCE.

En cuanto a la reacción en los mercados de capitales a la subida de tipos acordada ayer por el instituto emisor europeo, que ha establecido el precio del dinero en el 4,25%, mientras la bolsa ha vuelto a las pérdidas lastrada por la banca -el sector más expuesto a la decisión del BCE-, en el mercado de dinero los inversores han relajado su presión sobre el Euríbor, que ha bajado frente a su récord intradía de ayer del 5,432%, con lo que hoy ha quedado fijado en el 5,395%.

La razón de esta moderación en el índice hipotecario más usado en España hay se encuentra en el mensaje de ayer del presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, que tras confirmar el aumento de los tipos de interés tranquilizó a los mercados al asegurar que, de momento, no hay más subidas del precio del dinero en el horizonte siempre y cuando no se desboque la inflación.

En cualquier caso, habrá que esperar a final de julio para calcular el impacto de la medida del BCE así como el índice que fijará las cuotas de las hipotecas a revisar en los próximos meses aunque el Euríbor de junio, el que ahora se emplea para actualizar los créditos y que encarece estos préstamos una media de 73 euros al mes porque está en el máximo histórico del 5,361%, ya ha descontado el efecto de la subida de tipos que Trichet anunció hace ya más de cuatro semanas, según apuntan los expertos.

Por su parte, en el mercado de divisas, el euro ha prorrogado hoy su tendencia a la baja frente al dólar iniciada ayer y, a media sesión, bajaba en el mercado de Fráncfort hasta los 1,5686 dólares, frente a los 1,5715 en los que cerró la sesión anterior.