Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La primera gran protesta ante la crisis

La industria recupera la normalidad

Más de 110 detenidos y 13.800 camiones escoltados en los primeros cinco días de paro de los transportistas

Se cumple la primera semana de la huelga indefinida de los transportistas y llega el momento de hacer balance. A pesar de que el paro patronal fue convocado por una minoría del colectivo, un 6% de la flota de vehículos y un 9% de empresas, sus consecuencias se han dejado notar en todo el sector debido al bloqueo que los piquetes establecieron en carreteras, polígonos, puertos y centros de distribución. Sin embargo, hoy, La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado que los transportes han sido restablecidos "al cien por cien", salvo alguna situación puntual que "está en trámite de normalización".

Entre las últimas noticias que ha generado este conflicto ha causado especial relevancia la presentación de Expedientes de Regulación de Empleo por parte de algunas empresas del sector industrial, algo que suscitó las críticas del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, por la falta de suministros aunque, también hoy, ya ha habido compañías que se han descolgado de estas iniciativas.

Agricultores y ganaderos tomarán el testigo de los camioneros la semana que viene con manifestaciones

El regreso a las carreteras de los camiones que no secundan las protestas, en algunos casos aún bajo vigilancia policial, ha permitido a la industria del automóvil reanudar su actividad en las cadenas de montaje, a las cadenas de supermercados reponer productos en los supermercados y a las petroleras rellenar los depósitos de carburante de las estaciones de servicio que carecían de gasolina. De hecho, hasta la mañana de hoy se han escoltado 13.795 vehículos y, de cara a la normalización de la situación en el menor tiempo posible, el Ministerio de Interior ha levantado las habituales restricciones a la circulación de convoys durante el fin de semana.

A modo de ejemplo, en Cataluña ya circulan con total libertad el 85% de los camiones, según el conseller de Interior de la Generalitat, Joan Saura.

Frente a la mayoría del sector, las dos asociaciones que respaldan los paros, Confedetrans y Fenadismer, siguen sin acogerse al acuerdo logrado entre Fomento y el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) y han condicionado el final de la huelga a que el Ministerio, que ha dado por cerradas las negociaciones, se reúna con ellos. Así, y a pesar de las declaraciones de Saura, una marcha lenta de transportistas por la AP-7 ha provocado a media mañana hasta 11 kilómetros de retenciones en la provincia de Barcelona.

3.000 coches menos en 48 horas

Asimismo, la actuación policial contra las protestas violentas -que en los casos más graves han causado una muerte por atropello y quemaduras de gravedad a un camionero que dormía en la cabina de su camión cuando fue incendiado- se han saldado con 118 transportistas detenidos desde el pasado lunes hasta las ocho de la mañana de hoy.

En la industria del automóvil, una de las más afectadas por las protestas, SEAT, Mercedes, Volkswagen y PSA-Citröen han vuelto a la actividad en Barcelona, Vitoria, Navarra y Vigo, respectivamente, aunque no esperan recuperar el 100% de su capacidad de producción hasta el lunes y todavía precisan de escolta policial para garantizar el suministro. También la factoría de General Motors en Figueruelas, que ha dejado de fabricar 3.000 coches por la huelga, vuelve a fabricar tras dos días de suspensión.

Este dato, 3.000 coches menos fabricados en apenas 48 horas, da buena muestra del impacto económico que ha tenido el paro patronal de los transportistas en el sector, aunque, desde fuentes de la patronal Anfac consultadas por ELPAÍS.com, aseguran que todavía es pronto para cuantificar su coste. A modo de aperitivo destacan que la falta de piezas de recambio ha obligado a todas las 18 plantas que hay en España a suspender uno o dos turnos de trabajo.

De este lado, la huelga ha abierto a su vez una nueva polémica, en este caso en el ámbito laboral, después de que algunas empresas como SEAT, Ford, Bridgestone o Heineken, entre otras, hayan anunciado Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) temporales ante el parón provocado por los paros y bloqueos. En este sentido, el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, advirtió ayer que cualquiera de estas iniciativas que llegue al Ministerio "será examinado con lupa".

El puerto de Valencia sigue cerrado

Sin embargo, todavía hay zonas que no han recuperado la normalidad, como el puerto de Valencia, donde los piquetes mantienen bloqueada la entrada a las instalaciones. Según fuentes de la Autoridad Portuaria, la situación "es la misma que la de ayer" y "no se ha movido nada ni un centímetro" en los últimos cinco días, ya que los camioneros en huelga impiden que los vehículos accedan al recinto.

Los únicos que han podido entrar, y bajo una fuerte escolta policial, añaden, han sido doce vehículos de alimentos con productos frescos de la firma Mercadona para subirlos a bordo de la embarcación Murillo con destino a las Baleares, donde ya han llegado 328 vehículos pesados con cargas de fruta, carne, pescado, harina, cerveza y otros productos no alimenticios (vidrio, plantas, medicamentos y paquetería).

Sin embargo, desde fuentes de la Delegación del Gobierno han anunciado que la Policía actuará en este punto a lo largo del día para garantizar el derecho a trabajar de aquellos camioneros que no secundan la movilización. También la zona portuaria de Cádiz está "prácticamente colapsada" con unos 700 contenedores y remolques a consecuencia del paro.

En cuanto a otro de los sectores movilizados para exigir medidas contra la escalada a máximos de los carburantes, la pesca, la flota de bajura, que reúne a la mayoría de trabajadores del colectivo lleva ya dos días faenando tras el acuerdo alcanzado con el Gobierno el miércoles, lo que ha permitido la presencia de pescado fresco ya esta mañana en los mercados. No obstante, la de altura mantiene el paro convocados por Cepesca, la patronal pesquera.

De este lado, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), que controla a través de GPS la situación de las embarcaciones, ha informado hoy que 916 barcos de más de 15 metros faenan en el caladero nacional, en altura y gran altura, lo que representa un 37% del total de la flota y un 37,5% más que ayer, cuando faenaron 666.

De cara a la semana que viene, los ganaderos y agricultores tomarán el testigo de los transportistas, ya que han anunciado manifestaciones, convocados por COAG y Asaja, el próximo día 19 en Madrid y frente a las delegaciones de Hacienda de las distintas comunidades autónomas por idénticos motivos.

La mercancía vuelve a los mercados de abastos aunque con subidas de precio

La situación en los principales mercados de abastos de España también está recuperando la normalidad tras cinco días de paro patronal, aunque con notables subidas de precios en algunos alimentos, especialmente en el pescado y las frutas y verduras. Así, Mercamadrid ha recibido hoy 5,5 toneladas de alimentos frente a las 1,2 que llegaron ayer y a las 9,2 del viernes de la semana pasada cuando aún no había huelga. "Ya estamos a mitad de camino", ha resumido su presidente, Luis Blázquez.En Barcelona, los compradores han acudido en masa y antes de lo habitual a proveerse a Mercabarna, donde la ausencia de piquetes y la normalidad casi absoluta han sido las tónicas de la mañana. Sólo se han echado a faltar el pescado y el marisco de Galicia, los tomates, los pimientos, las berenjenas y las judías de Almería y Murcia, y las sandías y los melones, lo que ha provocado un encarecimiento de estos productos.Mercavalencia, por su parte, ha vivido hoy "un día casi normal" con un incremento de la actividad respecto a días pasados debido a la llegada de camiones con mercancía y también de pescado, procedente del norte de España y de importación. Aunque, como en los casos anteriores, también con subidas de precio frente a los de hace una semana.

Las gasolineras llenan sus depósitos

La situación en las gasolineras ha vuelto a la "normalidad" y ya se puede encontrar en ellas todo tipo de carburantes, según la Confederación Española de Estaciones de Servicio (CEES). El asesor de presidencia de esta patronal, Vicente Nacher, ha explicado que, salvo en "casos aislados" y "pueblos pequeños y muy alejados, puede ya hablarse de normalidad, que probablemente será absoluta al final del día de hoy".De este lado, ha añadido que los camiones cisterna empezaron a llegar en la noche de ayer jueves a las gasolineras y han seguido suministrando a las estaciones de servicio esta mañana. Además, indicó que los camiones "no estaban ya escoltados", ya que "ya casi no hay piquetes".

Más información