Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno califica la jornada de 65 horas de "agresión"

Gobierno, sindicatos y partidos califican de agresión la jornada de 65 horas. El PP, disiente y acusa al Ejecutivo de "confundir".

Gobierno, sindicatos, partidos políticos y autónomos consideran una "agresión" al derecho de los trabajadores el acuerdo alcanzado por los ministros de Trabajo de la Unión Europea (UE) para ampliar la jornada laboral hasta un máximo de 65 horas semanales.

Los ministros de Trabajo de los 27 países de la UE, tras cerca de 12 horas de negociación, lograron sacar adelante la propuesta que ahora deberá ser aprobada por el Parlamento Europeo (PE) para su entrada en vigor.

El Gobierno español rechaza la directiva europea, según afirmó el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, quien anunció que España trabajará en el Parlamento europeo para revisarla.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, dijo ayer, antes de que terminara la reunión con sus colegas de la UE, que Europa sufriría un "retroceso" en su agenda social con esta medida que acerca Europa "más al siglo XIX que al siglo XX".

Por su parte, CCOO consideró "intolerable" la directiva y nunció que estudia alterar el contenido de su intervención ante la 97 Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) del próximo 12 de junio, para denunciarla, en tanto que el secretario general de UGT, Cándido Méndez, advirtió de que "podemos abocar a una situación de confrontación muy seria".

El PP disiente

También todos los partidos políticos, excepto el PP, consideran que la directiva supone un recorte social.

El portavoz de Empleo del Partido Popular, José Ignacio Echániz, acusó al Gobierno de "confundir" a la opinión pública porque la directiva "no es obligatoria" y se ciñe a un problema puntual relacionado con el cómputo de las horas de las guardias médicas.