Una huelga en Noruega cierra aeropuertos y aísla a las plataformas petrolíferas

Las protestas obligan a las principales aerolíneas a cancelar más de 250 operaciones

La huelga de los empleados públicos de aeropuertos que desde el pasado viernes afecta a Noruega sigue extendiéndose con la incorporación de seis nuevas ciudades, con lo que ya son 13 las instalaciones aéreas afectadas en todo el país, de las que 12 permanecen cerradas.

No obstante, a parte de su coste multimillonario y los miles de usuarios que no pueden viajar, una de las principales víctimas de la protesta está siendo la industria petrolera, que no puede llevar a cabo con normalidad el traslado del personal a las plataformas del Mar del Norte, aunque, para tranquilizar a los mercados, no está alterando su producción,

Los aeropuertos cerrados desde hoy son los de Stavanger, en el suroeste y uno de los principales del país, Sandnessjoen, Sogndal, Alta, Svolvar y Leknes.

A ellos hay que sumar otros seis parados desde hace días -Bergen, Harstad/Narvik, Molde, Rana, Mosjoen y Kristiansund-, mientras que el de Gardemoen (Oslo), el más importante de Noruega, se ha visto afectado en menor medida que el resto.

El conflicto afecta ya a 408 empleados de Avinor, el ente estatal que controla el tráfico aéreo y los aeropuertos noruegos, que se declararon en huelga al romperse las negociaciones sobre un aumento de sueldo.

De hecho, SAS Noruega ha cancelado hoy 200 vuelos, mientras que Norwegian ha suspendido otros 54. Avinor y el sindicato Organización Nacional (LO), que representa a los huelguistas, no han vuelto a mantener contactos desde el inicio de la huelga.

SAS ha estimado hoy que el conflicto le esta causando unas pérdidas diarias de unos 10 millones de coronas suecas (1,1 millones de euros), que a partir de hoy se incrementarán hasta los 15 millones (1,6 millones de euros).

Lo más visto en...

Top 50