Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España ampliará el plazo de internamiento de inmigrantes para favorecer las repatriaciones

Pérez Rubalcaba asegura que la directiva europea sobre 'sin papeles' no supondrá un recorte de derechos en la legislación española

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado hoy que el Gobierno español ampliará el plazo máximo de internamiento de los extranjeros que entren en el país irregularmente para facilitar las repatriaciones y que hoy está establecido en 40 días. El programa socialista para las elecciones del 9 de marzo ya incluía esta medida, ahora materia de debate en la Comisión Europea debido a la directiva europea sobre inmigración ilegal que prevé un máximo de internamiento de seis meses.

En declaraciones a la Cadena Ser, Pérez Rubalcaba ha querido dejar claro que esa normativa comunitaria, que ayer no logró el consenso de los Veintisiete por el rechazo frontal de diez de sus países con Alemania y Francia al frente, no supondrá en ningún caso un recorte de derechos para España.

El ministro asegura que la ley española supera los mínimos que fija la directriz

El nuevo reglamento, ha añadido, ofrece un acuerdo de mínimos obligatorios para todos ya que actualmente hay algunos países de la UE donde el trato a los inmigrantes irregulares no está legislado y carece de la necesaria tutela judicial. No obstante, estos extremos no se dan en España, ha destacado el ministro, gracias al carácter garantista de la ley española en lo que respecta a los derechos de los sin papeles, situación en la que se encuentran actualmente 8 millones de personas en la Unión.

En este sentido, Pérez Rubalcaba ha descartado que si la normativa a debate en Bruselas sale finalmente adelante vaya a suponer cambios en la ley española en vigor, ya que ésta incluye actualmente e incluso supera en algunos casos las garantías y derechos que propone la directriz comunitaria.

Para tratar de echar algo de luz sobre un tema tan visceral y complejo, el ministro ha recordado que en España el proceso de internación de inmigrantes irregulares ya está bajo dirección judicial, algo que propone la UE aunque, según ha reseñado, en la nueva norma sólo se habla de la "tutela" de los jueces.

De este lado, tras recordar que el internamiento en centros de los inmigrantes persigue la repatriación de los sin papeles, Pérez Rubalcaba ha asegurado que la ley europea propone un plazo máximo de permanencia en los mismos de seis meses para garantizar que se da el tiempo necesario para llevar a cabo las devoluciones, un proceso "dolorosísimo" y en el que "todo el mundo -en referencia a los extranjeros y a los países de origen- arrastra los pies", en palabras del ministro.

Por ello, el responsable del control de las fronteras y la seguridad en territorio español ha apuntado que esta directiva permitiría al Gobierno ampliar "algo más" los 40 días que actualmente puede estar un inmigrante irregular en un centro de internamiento -tiempo que sólo supera a los 32 días de Francia y Chipre- para "sortear las dificultades" que se presentan durante el proceso. En cualquier caso, ha recordado que España es uno de los países que más repatría actualmente y ha recalcado que no es "necesario" llegar a los seis meses que plantea el texto.

Frente a la negativa de algunos países a la normativa europea, Pérez Rubalcaba ha vinculado su postura al temor de sus respectivos gobiernos de "ver constreñida su capacidad de actuación", ya que, ha enfatizado, en varios Estados de los Veintisiete los procesos de internamiento sólo están controlados por las administraciones públicas. Algo que desaparecería si la directriz sale adelante otorgando garantías judiciales a todos los extranjeros que entren de manera irregular en la UE.