Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Deterioro económico

El paro registra la mayor subida trimestral en 15 años hasta el 9,6%

Solbes afirma que la creación de empleo volverá a crecer este año por el aumento de la población activa y porque el frenazo en la construcción no seguirá "al mismo nivel".- Economía admite que "las cifras no son buenas" pero sí "coherentes" con la desaceleración

La desaceleración económica está haciendo realidad las previsiones más pesimistas sobre la evolución del paro en España, que ha registrado en el primer trimestre de 2008 la mayor subida porcentual de los últimos 15 años desde el 8,6% en que cerró 2007 hasta el 9,6%, con 246.000 nuevos desocupados.

El ministro de Economía, Pedro Solbes, ha afirmado hoy tras el Consejo de Ministros que pese a que el desempleo lleva ya dos meses a la alza, el empleo se recuperará debido, según sus previsiones, a la moderación del aumento de la población activa por la menor llegada de inmigrantes.

Además, ha añadido sobre este apartado, la destrucción de puestos de trabajo en el sector de la construcción, principal responsable del alza del desempleo durante los últimos meses, "no seguirá al mismo nivel" que en los últimos meses ya que el ajuste del sector de la vivienda se está realizando más deprisa de lo previsto y, por tanto, acabará también más pronto de lo previsto.

La destrucción de puestos de trabajo se ha intensificado entre los hombres de nacionalidad española y los jóvenes de 20 a 24 años

Por ello, el vicepresidente ha señalado que tanto en 2008 como en 2009 se crearán 200.000 nuevos puestos de trabajo, frente a los más de 300.000 generados en 2007, gracias al tirón del sector servicios, cuya ocupación ha repuntado un 2,83% durante los últimos doce meses, y la industria, que después de cuatro trimestres a la baja ha vuelto a generar empleo, un 2,4%, según ha afirmado Solbes apelando a los últimos datos de la EPA.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa hechos públicos hoy por el INE y que muestra un aumento del paro por segundo trimestre consecutivo, el frenazo en la construcción y su incidencia en el sector servicios, ya de por sí maltrecho ante la moderación del consumo, han provocado la destrucción de 74.600 puestos de trabajo de enero a marzo, impulsando la tasa de desempleo a su cota más alta desde principios de 2005, cuando se situó en el 10,19%.

Además, durante los últimos doce meses, el paro acumula una subida de 318.100 desempleados (un 17,1% más) hasta los 2.174.200, un nivel desconocido desde el tercer trimestre de 2004, periodo en el que España contaba con 2.180.900 parados.

A pesar de la destrucción de 74.600 puestos de trabajo en el primer trimestre frente a los últimos tres meses de 2007, que representa un descenso del 0,36%, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, ha querido destacar que, a pesar de admitir que las cifras "no son buenas" y que "la evolución del paro no ha sido favorable", el número de ocupados se ha incrementado con respecto al mismo periodo del año pasado al subir en 333.000 personas, lo que supone una moderación en el aumento porcentual de la ocupación desde el 2,38% de finales del pasado ejercicio al 1,6%.

No obstante, Vegara ha defendido que el alza del paro en el primer trimestre sí es "coherente" con la etapa de desaceleración que está atravesando la economía española y "compatible" con la creación de empleo neto en términos interanuales.

Por sectores, la construcción -que da trabajo a más de 2.620.300 residentes en España- ha perdido 73.200 puestos de trabajo en este trimestre (una caída del 2,7% frente al periodo anterior), cifra parecida a la registrada en los servicios, donde se han destruido 77.500 empleos (una bajada del 0,57%). No obstante, mientras el segundo mantiene un crecimiento interanual de más de 371.800 nuevos ocupados, el ladrillo ocupa ahora a 44.000 personas menos que hace doce meses, un descenso del 1,67%, al mismo tiempo que ha registrado un aumento del paro del 65% o 114.000 desempleados más que en el ejercicio anterior.

El resto, es decir agricultura e industria, han generado empleos en el primer trimestre, aunque no los suficientes para compensar la caída en la construcción y los servicios. En concreto, la industria ha sido el que ha ganado más ocupados, con 59.400 nuevos empleos ( un 1,8% más), seguida de la agricultura, que ha creado 16.600 empleos (un 1,8%).

Con respecto a la distribución por sexos, el paro ha aumentado más entre los hombres, un 15%, que entre las mujeres, un 10,23%. A su vez, la destrucción de empleo también ha sido más alta entre los primeros, con un 0,6% o 73.200 puestos, frente al 0,2% o 1.500 trabajos menos entre la población femenina.

En la misma línea, los jóvenes de 20 a 24 años son los que más han visto reducirse sus expectativas para encontrar trabajo, ya que se han eliminado 75.000 puestos en este colectivo. A continuación les siguen los de 25 a 29, que han perdido 45.000 empleos.

Por nacionalidades, el mayor ascenso del paro ha tenido lugar entre la población española, al perder 128.700 puestos de trabajo en el trimestre (un 0,7% menos), frente a la creación de 54.100 empleos entre los extranjeros (un 1,8% más).

La subida se acerca a la previsión de Solbes para 2009

Los datos de la EPA muestran que la subida del paro del primer trimestre está siendo más rápida de lo previsto y ha dejado un tanto obsoletas las proyecciones que el vicepresidente económico, Pedro Solbes, ha hecho públicas esta misma semana al advertir que la tasa de desempleo se movería en el peor de los escenarios entre el 9% o el 10%, pero durante los próximos dos años, no ya en el primer trimestre de 2008.

Mirando el vaso medio lleno, desde el ministerio también han señalado el alza en el empleo femenino -de un 3,21% con 263.700 nuevas ocupadas- y que la tasa de temporalidad ha descendido levemente, hasta situarse en el 30,15%, tras aumentar los asalariados con contrato indefinido en 88.900 personas y reducirse el número de trabajadores con contrato temporal en 148.100.

En este sentido, el departamento que dirige Solbes argumenta que "a la desaceleración del crecimiento de la ocupación -acorde con el escenario económico previsto por el Gobierno- se le ha sumado el carácter estacional del desempleo en los primeros trimestres de año". Además, añaden desde Economía, la población en edad de trabajar "continúa aumentado a un ritmo elevado" con 172.000 nuevos activos en el primer trimestre y 651.100 en el último año, más de la mitad mujeres, situando la tasa de actividad en el 59,35%.

No obstante, los analistas consultados por Reuters sostienen que el descenso del paro "se extiende rápidamente desde la construcción a los demás sectores económicos y ocurre más rápido de lo previsto", por lo que podría acabar incidiendo en el crecimiento. "Me inclino a augurar un (crecimiento económico del) 1,5% en 2008", afirma Gilles Moec, economista de Bank of America en Londres.

Los economistas advierten que el deterioro del paro se notará particularmente en el consumo y en la banca, que verá crecer sus tasas de morosidad, en línea con las palabras de ayer de Solbes, y volverá a endurecer sus condiciones de crédito, ya afectadas por la crisis de liquidez en los mercados internacionales. Asimismo, también incidirá en la reducción del superávit público, que en los primeros tres meses del año ya ha caído un 50%.

En este punto, el número de hogares con todos sus miembros activos en paro ha aumentado respecto al trimestre anterior en 70.800 y en los 12 últimos meses en 99.200.

País Vasco registra la tasa de desempleo más baja de todo el Estado

Por comunidades, el paro sólo ha bajado en Extremadura, con 1.900 desempleados menos, en País Vasco (1.500 parados) y en la ciudad autónoma de Melilla, con 700 parados menos. Y ha subido en el resto, principalmente en Cataluña, con 39.000 parados más, Canarias (38.900), Andalucía (37.500) y Madrid (34.400). Gracias a este descenso, el País Vasco registra la tasa de paro más baja de todo el Estado con un 5,62%.

En cuanto a la ocupación, sólo cinco de las 17 autonomías han creado empleo en el primer trimestre. Éste ha sido el caso de la Comunidad Valenciana, con 17.300 ocupados más, Asturias (6.800), Murcia (4.900), Andalucía (3.100) y Navarra (700 ocupados). Entre los descensos, destacan Canarias, que ha destruido 31.000 ocupados, Madrid (20.700), Cataluña (12.800) y Baleares (10.200).

Más información