El Prat estrena una nueva terminal para vuelos corporativos

Gestair, Assistair y Executive Airlines gestionan las nuevas infraestructuras

El aeropuerto de El Prat prevé alcanzar la cifra de 10.000 vuelos corporativos anuales tras la entrada en servicio ayer de la nueva terminal específica para este tipo de aviones, que se ha construido junto a la del puente aéreo.

Las empresas Gestair, Assistair y Executive Airlines son las encargadas de la gestión de las nuevas infraestructuras aeroportuarias.

El director de Gestair, José Ramón Barriocanal, ha señalado que "la aviación corporativa es un sector que está en alza y hay una gran demanda de este servicio tanto de empresas como de

particuares que usan sus aviones privados para moverse de un punto a otro".

La puesta en servicio de la nueva terminal, según Barriocanal, "da exclusividad a este tipo de pasajeros. La nueva terminal tiene un aparcamiento propio, servicio de tierra específico y unas

instalaciones separadas del resto del aeropuerto. Son elementos que valoran los clientes de aviación corporativa".

Según el director de Gestair, cada vez más grandes empresas utilizan este tipo de aviación, "porque es más rápido y permite que una persona pueda asistir a diversas reuniones en diversos puntos en un mismo día".

Actualmente, el aeropuerto barcelonés tiene unos 4.000 movimientos de este tipo de aviación cada año, una cifra que los gestores de las instalaciones confían ampliar a los 10.000.

Las obras de la nueva terminal, que han supuesto una inversión de 4 millones de euros y que ha llevado a cabo la empresa Dragados, incluyen la plataforma de aviación corporativa, con capacidad para 26 plazas, y un edificio, así como la urbanización de la parcela para poder ofrecer servicios complementarios.

Actualmente, en El Prat operan cinco compañías de vuelos privados: CN Air, Gestair, Universal Jet, Eurocontinental y Executive Airlines, empresas que se dedican tanto al transporte de personas como al transporte de órganos o traslado de enfermos.

Lo más visto en...

Top 50