Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero promete eliminar el impuesto sobre el patrimonio

El presidente defiende que la medida garantiza la igualdad fiscal ya que afecta de manera especial a las clases medias.-Las comunidades recaudan 1.400 millones por el tributo

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado hoy que eliminará el impuesto sobre el patrimonio en el caso de que el PSOE gane las próximas elecciones. Además, ha adelantado que las Comunidades Autónomas, que tienen la competencia sobre este impuesto y lo recaudan se verán "compensadas" por su supresión a través de la reforma del sistema de financiación autonómica, y beneficiará a un millón de contribuyentes. Ante la multiplicación de las promesas electorales en relación a las rebajas fiscales, el presidente ha defendido que aún hay margen para nuevas reducciones y, en este sentido, ha confirmado que el Estado cerrará el año con un superávit del 1,8% del PIB.

En su intervención dentro de unas jornadas organizadas por The Economist, el jefe del Ejecutivo ha añadido que la supresión de este tributo, con el que las comunidades recaudan unos 1.400 millones de euros al año, permitirá a España unirse al grupo de países europeos que ya han eliminado el impuesto de patrimonio y ha asegurado que esta medida garantiza la igualdad de todos los españoles, dado que existen algunas autonomías que ya habían anunciado su intención de rebajarlo considerablemente.

El superávit que se logre este año, ha añadido, "nos deja un importante margen para la próxima legislatura". Por tanto, en opinión de Zapatero, "sigue habiendo margen" para una nueva reducción de impuestos en la próxima legislatura, aunque ha matizado que deberá hacerse "prudentemente" y siempre sobre la base del "superávit estructural" que logre la economía española.

Así, ha adelantado que en la próxima legislatura, "en función de las circunstancias económicas" y "con prudencia" se podrán aprobar nuevas rebajas fiscales en el caso de que la ciudadanía vuelva a dar la confianza al PSOE en las urnas.

Además, el presidente ha asegurado que una política de reducción fiscal "acertada" y "progresiva" que pretende buscar la eficiencia y estimular el ahorro puede producir que los ingresos "no sólo no se reduzcan sino que incluso aumenten", como ha ocurrido en esta legislatura, lo que "debería producir satisfacción".

Poco moderno y complejo

El presidente ha señalado que el sistema fiscal español es "razonable" y "equilibrado" en comparación con el resto de los países europeos, aunque se puede seguir modernizando y simplificando. "Sólo hay un supuesto", ha añadido, que ya no responde a esos principios de modernización y simplificación, y es el impuesto sobre patrimonio.

En su opinión, este tributo "incide desigualmente en el tratamiento fiscal de los españoles en estos momentos", porque ahora recae sobre todo sobre las clases medias, pero no sobre las altas, que tienen "diversos instrumentos y fáciles mecanismos de elusión".

Asimismo, ha recordado que el impuesto sobre el patrimonio se incorporó al sistema fiscal como un tributo "extraordinario" y transitorio, además de complementario del IRPF. Sin embargo, ha añadido, a la larga ha devenido como un impuesto que no es útil para que la hacienda pública tenga toda la información sobre el patrimonio.

Zapatero ha considerado que la supresión es además un "estímulo para que en este país no se penalice el ahorro que representa el pago del impuesto".

En esta línea, el presidente ha asegurado que aunque muchas comunidades ya estaban tomando medidas planteando la reducción del tributo, incluso a un tipo del cero, el Gobierno considera "más justo, simplificado y racional que se produzca su supresión".

En otro orden de cosas, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que la deuda pública se reducirá al 34% del PIB en enero de 2008, cuando el objetivo de conseguir esta cifra estaba marcado para 2010.

Además, el líder socialista ha alabado la política "responsable" de empresarios y trabajadores para evitar que las últimas tensiones inflacionistas se trasladen a precios y salarios y ha mostrado su confianza en que esta postura se mantenga en los próximos meses a pesar de la subida de los precios del petroleo y algunos alimentos.

En este sentido, ha valorado que por primera vez en "década y media" el poder adquisitivo de los españoles crecerá un 1,2% gracias al aumento de la productividad.

Para concluir, Zapatero ha reiterado que esta legislatura ha sido "la mejor" de la democracia para la economía y las políticas sociales, y ha celebrado que el crecimiento económico esté teniendo un "mejor equilibrio" en su composición.

Solbes defiende la medida

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, ha defendido hoy la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio, porque ha perdido el sentido por el que fue creado, y ha asegurado que se compensará a las comunidades autónomas por la pérdida de recaudación, que ha cifrado en torno a 1.400 millones anuales.

Más información