Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO

Solbes: "No se había pagado la última compra y la despensa estaba vacía"

El vicepresidente lleva las cuentas del Estado al Congreso y destaca los incrementos en Pensiones y en la Ley de Dependencia

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, ha entragado esta mañana al presidente del Congreso, Manuel Marín, el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2008, los últimos de esta legislatura. Las cuentas para el año próximo suponen, entre otros, un incremento del gasto social en un 7,8% y del gasto en infraestructuras del 11,5%. En la rueda de prensa posterior a la entrega de las cuentas públicas para el año que viene en la Cámara Baja, Solbes ha señalado que se priorizarán la inversión y los gastos de dependencia y pensiones mínimas, "que han experimentado la mayor subida de la democracia durante esta legislatura".

A las nueve en punto de la mañana, Solbes se ha hecho, como es tradicional, la fotografía con el Proyecto de Ley ante uno de los leones que custodian las escalinatas del Congreso, acompañado por los secretarios de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, y de Economía, David Vegara.

Solbes, ha destacado hoy la "solvencia" de la economía española, cuyas cuentas cierran con superávit y se reduce la deuda pública, y la contrapuso al año 2004, con el último presupuesto del Partido Popular, en el que "la despensa estaba vacía". En rueda de prensa tras entregar en el Congreso el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2008, Solbes ha señalado que la despensa "no sólo estaba vacía", sino que además "no se había pagado la última compra", mientras que ahora "la despensa se ha ido llenando" y la deuda pública se habrá reducido doce puntos del PIB, 12.000 millones de euros, al finalizar la legislatura.

El Ejecutivo anunció el viernes una rebaja del impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF) que supone, en conjunto, un ahorro de 2.300 millones de euros para los contribuyentes. A este respecto, el vicepresidente ha recordado que los gobiernos del PP también aprobaron, en las dos legislaturas en que estuvieron en el poder, rebajas fiscales antes de diversas convocatorias electorales. Solbes ha asegurado que "es verdad que estas cosas suceden" al referirse a la coincidencia de determinadas decisiones fiscales con la proximidad de elecciones. El ministro de Economía y Hacienda ha añadido que la previsión de crecimiento del 3,3 por ciento para el año que viene es una estimación "robusta" ante los "posibles desenlaces de las últimas turbulencias de los mercados financieros, dado que la "solvencia" y los "fundamentos" de la economía española "nos dan un amplio margen de seguridad". Solbes ha destacado que "éstos son los presupuestos que necesita España" en el actual contexto internacional, y volvió a rechazar el tinte electoralista de estas cuentas.

"Tranquilísimo"

En este sentido, ha señalado que estos presupuestos "no son muy distintos de ninguno de los anteriores", por lo que habría que pensar que "los cuatro presupuestos han sido para ganar las elecciones", y añadió que el Gobierno quiere, "evidentemente, que la gente aprecie lo que hemos hecho, si los ciudadanos consideran que eso es positivo". Además, ha asegurado sentirse "tranquilísimo" con las cifras presupuestadas, y ha rechazado haber sido un "derrochador" frente a la prudencia de otras cuentas públicas. "Me siento muy contento con las cifras" consignadas, ha agregado. A este respecto, ha señalado que "no aparece" en estos presupuestos el "despilfarro terrible del gasto social" augurado por la oposición, porque "ese tremendo gasto social que va a llevar a la catástrofe no está en ningún sitio", y han insistido en que esta partida sigue siendo, como el año pasado, el 50,5% del presupuesto consignado. Especialmente se ha referido a las "cifras impresionantes" en infraestructuras.

"Ninguna Comunidad es perdedora"

El Gobierno considera que las cifras de inversión por territorios recogidas en los Presupuestos Generales del Estado para 2008 ponen de manifiesto que no hay comunidades autónomas "perdedoras".

Así se ha expresado hoy el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, en la conferencia de prensa de presentación de las cuentas públicas previstas para el año próximo, en las que se establece que la inversión total en las comunidades autónomas ascenderá en 2008 a más de 31.000 millones de euros (de los que en torno a 24.000 millones corresponden al fondo regionalizable), un 11,5% más que en 2007.

Más información