Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La deuda hipotecaria de las familias crece al menor ritmo en cinco años

En junio de 2007 la deuda familiar creció a un ritmo del 17,2% frente al 23,1% de hace un año, por lo que se ha desacelerado en seis puntos

La deuda hipotecaria de las familias registró hasta junio una nueva cifra récord, al llegar a los 616.513 millones de euros, pero su ritmo de crecimiento en este periodo, del 17,2%, siguió la senda de desaceleración iniciada a lo largo de 2006 y creció al menor ritmo de los últimos cinco años, desde 2002, según los datos publicados por el Banco de España. Este incremento fue dos décimas inferior al registrado en mayo y casi dos puntos y medio respecto al incremento del 19,6% que experimentó en enero. Además, esta desaceleración ha sido de casi seis puntos en un año, ya que en junio de 2006 la deuda familiar crecía a un ritmo del 23,1%.

Sin embargo, en términos absolutos, la deuda de las familias por compra de vivienda registró en junio una nuevo récord, superando por segundo mes consecutivo los 600.000 millones de euros. Así, la deuda hipotecaria de los hogares ya duplica las cifras recogidas en 2003, cuando se situó en 300.000 millones de euros.

Con todo, el menor ritmo de crecimiento del endeudamiento familiar está en línea con la desaceleración de los precios de la vivienda iniciado en 2006 y con el paulatino incremento de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo, que ha situado el precio del dinero en el 4%. Además, se está registrando también una pequeña desaceleración del número de viviendas construidas.

Menos créditos al consumo

Además, los créditos al consumo rompieron en junio con la tendencia estable que han venido mostrando en los primeros cinco meses del año, al desacelerarse en casi dos puntos, pasando de un crecimiento del 16,2% en mayo al 14,5% al cierre del primer semestre. De esta forma, se sitúan en cifras cercanas a mayo de 2006 (14,8%), con un saldo de 220.864 millones de euros.

Sumando ambos conceptos (deuda hipotecaria y créditos al consumo), el endeudamiento total de los hogares se situó en 838.743 millones en junio de este año, lo que representa un incremento del 16,4% respecto al mismo periodo del año anterior, crecimiento que, sin embargo, es inferior al aumento del 19,6% registrado al cierre de 2006.

Un 45% del salario a la vivienda

Con todo, las familias españolas destinaron el 44,8% de su renta bruta disponible a financiar la compra de vivienda en el segundo trimestre del año, casi dos puntos más que al cierre de 2006 y la cifra más alta de la serie histórica.

Descontando las deducciones de las que se benefician las familias por compra de vivienda a través del IRPF (un 15% con carácter general hasta un máximo de 9.015 euros anuales), los hogares destinaron el 36% de su renta bruta disponible a financiar la adquisición de su vivienda en el primer trimestre, cifra también superior al 30,1% que fue necesario en el año 2006.

Este aumento del esfuerzo financiero de los hogares por compra de vivienda está en línea con el aumento del importe medio de las hipotecas. Hasta mayo, dicho importe se situó en 150.810 euros, lo que supone un incremento del 7,6% respecto al mismo mes de 2006, según la estadística de hipotecas publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).