Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Reserva Federal inyecta otros 27.782 millones de euros

El BCE, la Fed y el Banco Central de Japón ingresan dinero en el sistema para evitar un 'crack' en las bolsas

Fráncfort / Nueva York

La Reserva Federal ha inyectado hoy 27.782 millones de euros (38.000 millones de dólares) en el sistema bancario y ha prometido dar tantas reservas "como sea necesario" ante la reducción de liquidez por el efecto de la crisis inmobiliaria en EEUU en el mercado de crédito.

La Reserva Federal (FED) se ha unido así de manera clara al Banco Central Europeo (BCE) y a otros bancos centrales en un intento por evitar una caída en picado de las bolsas, la primera acción a nivel mundial de este tipo desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Washington y Nueva York.

La intervención "muestra que la Reserva Federal está preocupada", ha afirmado Joshua Stiles, de la consultora IdeaGlobal.

La Reserva Federal, a través de su banco en Nueva York, añadió ayer 24.000 millones de dólares en reservas temporales al sistema bancario en dos operaciones de mercado programadas con antelación. El volumen de esas transacciones fue superior a lo anticipado por los analistas, por lo que algunos ya vieron una intervención encubierta de la FED para colocar capital fresco en el mercado.

Aun así, el Dow Jones cayó 387,18 puntos, un 2,83%, después de que el francés BNP suspendiera tres fondos que poseen hipotecas de baja calidad porque se mostró incapaz de saber su valor, dado que ya prácticamente no hay compradores de ese tipo de activos.

Tantas reservas "como sea necesario"

Para que no hubiera lugar a dudas, la Reserva Federal anunció hoy en un comunicado emitido minutos antes de la apertura de Wall Street que proporcionaría tantas reservas "como sea necesario" para facilitar "el funcionamiento ordenado de los mercados financieros".

El coste del capital se ha disparado por el temor de que las tribulaciones del sector inmobiliario lleven a una crisis del mercado de crédito en general, una posibilidad a lo que apuntó el banco central estadounidense.

"En las circunstancias actuales, las instituciones de depósito pueden experimentar necesidades de financiación inusuales por los trastornos en los mercados de dinero y de crédito", ha apuntado en su declaración.

La propia difusión del comunicado es una señal en sí de la gravedad de la situación, pues la última vez que la FED hizo una declaración similar fue tras los atentados del 11-S.

En su intervención extraordinaria de hoy en el mercado, la Reserva Federal puso el dedo directamente en la herida. Su banco en Nueva York, que usa para sus transacciones en el mercado abierto, anunció primero compras por 11.700 millones de euros (16.000 millones de dólares) de títulos que usan hipotecas como colateral.

Más de 155.000 millones en dos días del BCE

Horas después inyectó otros 13.894 millones de euros (19.000 millones de dólares) de forma temporal en el sistema bancario bajo las mismas condiciones. Las acciones reaccionaron positivamente tras esta segunda inyección. Y todavía quedaba una tercera de 2.191 millones de euros (3.000 millones de dólares).

Al otro lado del Atlántico, el BCE colocó en el mercado 61.050 millones de euros, que se sumaron a los 94.000 millones de ayer. En total, 155.891 millones de euros de dos días.

La FED no redujo la tasa de interés de referencia para combatir la falta de liquidez, sino que dijo que extendería tantos créditos como fuera necesario "a tasas cercanas a la meta del 5,25%" para préstamos interbancarios.

Aun así, ante la gravedad de la restricción del crédito, algunos analistas auguran un posible recorte del precio del dinero en una eventual sesión de emergencia de la Reserva Federal este mes. Stiles señaló que la Reserva Federal se vería obligada a hacerlo si se produce una "caída libre" en las bolsas o si hay pruebas de que la crisis inmobiliaria ahoga al resto de la economía estadounidense.

Sea en una sesión extraordinaria o no, los expertos prevén tras la turbulencia en la bolsa que la Reserva Federal bajará el precio del dinero.

Asimismo, el Banco Central de Japón ha informado hoy de que había inyectado liquidez en el mercado por valor de 6.110 millones de euros (1 billón de yenes) después del desplome de la bolsa japonesa y ante la volatilidad del mercado por las preocupaciones del desplome del crédito ''subprime''.

Vegara califica de "adecuada" la intervención del BCE

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, ha afirmado que la inyección de más de 155.891 millones de euros por parte del BCE es "adecuada" por "el tensionamiento puntual" del mercado por los problemas generados por las hipotecas ''subprime'' que, a su juicio, están "focalizados" en Estados Unidos.

Estas operaciones del Banco Central Europeo (BCE) realizadas durante los últimos dos días se enmarca en "una de las acciones para las cuales están previstos los bancos centrales" pues "cuando hay tensiones puntuales de liquidez" hay que "tener la capacidad de acomodar la política monetaria a las circunstancias del mercado", indicó Vegara en rueda de prensa.

La intervención del BCE, según David Vegara, "no se hace para solucionar potenciales problemas de liquidez en EEUU, puesto que las intervenciones son en euros y sobre la masa monetaria en euros" pues la Reserva Federal estadounidense (Fed) reaccionó con una inyecciónde 24.000 millones de dólares en reservas temporales, con una subida del tipo de dólar a un día por encima del 5,5%.

Por otra parte, el secretario de Estado francés de Consumo y Turismo, Luc Chatel, ha felicitado al BCE por su reactividad para inyectar liquidez en el circuito monetario para hacer frente a las inquietudes sobre el alcance de la crisis de las hipotecas de alto riesgo estadounidenses.

Más información