Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España es líder en fraudes en la gestión de las ayudas agrícolas

La mayoría de problemas se registraron en el desarrollo rural, las ayudas a frutas y verduras y a la carne de bovino y de ternera, y las subvenciones a las exportaciones

España se encuentra entre los países de la Unión Europea que detectaron más fraudes en la gestión de las ayudas agrícolas y de los fondos estructurales durante el año 2006, junto con Italia y Alemania, según el informe anual presentado hoy por el Ejecutivo comunitario. En el conjunto de la UE se notificaron un total de 12.000 irregularidades por valor de 1.155 millones de euros.

En el capítulo de ayudas agrícolas, España es el Estado miembro con mayor número de irregularidades, un total de 683 casos cuyo importe asciende a 26 millones de euros (el 0,39% del gasto agrícola). La mayoría de problemas se registraron en el desarrollo rural, las ayudas a frutas y verduras y a la carne de bovino y de ternera, y las subvenciones a las exportaciones.

Por detrás de España se sitúan Italia (con posibles fraudes que superan los 20 millones de euros), Francia (11,6 millones) y Alemania (7,3 millones). Globalmente, el número de irregularidades aumentó un 3% respecto al año anterior, pero el volumen de fondos afectado fue un 13% inferior.

Por lo que se refiere a los fondos estructurales, el número de irregularidades detectado por España el año pasado fue de 346, con un coste financiero de 85 millones de euros. En este capítulo, Italia supera ampliamente a la delegación española con 744 casos y 228 millones de euros afectados por posibles fraudes.

En el capítulo correspondiente a los recursos propios, que se refiere sobre todo a irregularidades detectadas en las aduanas, el número de casos de irregularidades y fraudes en el conjunto de la UE bajó un 12% en relación con las cifras de 2005, pero su importe subió un 7%, y pasó 328 a 353 millones de euros. Los productos más afectados fueron el tabaco, las piezas de televisores y los aceites y las grasas, y los lugares de origen más frecuentes, China, Estados Unidos, Japón, Brasil y Corea del Sur. En este apartado, España ocupa la sexta posición entre los Estados miembros.