Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 150.000 españoles son ya millonarios

Un estudio de Merryll Lynch y Capgemini asegura que en 2006 aumentaron un 6,1% los españoles con grandes fortunas

Para ser considerado una persona con gran patrimonio hace falta un requisito: tener más de un millón de dólares (750.000 euros). Aunque ya parece difícil llegar a cumplir esta condición, aún hay más. El millón de dólares debe pertenecer a personas con activos financieros netos superiores a esa cantidad y además debe excluir la primera vivienda y los consumibles. No obstante, en España ya son más de 157.800 las personas que alcanzan esta cifra, aumentando así un 6,1% durante 2006. Globalmente, el número de particulares con grandes patrimonios creció un 8,3%, hasta los 9,5 millones de personas.

Estos datos se desprenden del informe sobre la riqueza en el mundo de Merryll Lynch y Capgemini presentado hoy por el consejero delegado de Merryl Lynch Banca Privada para Iberia, José María Ortega. El consejero señaló tras informar sobre el estudio que el crecimiento "fuerte, interesante, sano y sostenido" del PIB español durante el pasado ejercicio (+3,5%) ha sido uno de los factores clave para elevar el número de la ricos en España.

Asimismo, señaló que el crecimiento del empleo, la expansión de la renta variable española, la capitalización bursátil (que superó el billón de euros) y el incremento de la inversión empresarial en 2006 contribuyeron "significativamente" al desarrollo de la riqueza. Según el informe, Europa aumentó en un 6,4% el número de personas con patrimonios elevados, ya que 2,9 millones de particulares acumularon una riqueza de más de 10 billones de dólares,7,4 billones de euros, (+7,8%), lo que representa el mayor incremento desde el año 2000.

África, el contienente donde más crecen los ricos

La riqueza conjunta global de los particulares en 2006 en todo el mundo alcanzó cifras de crecimiento récord consiguiendo elevarse hasta los 37,2 billones de dólares, un 11,4% más que en 2005. Sorprendentemente, a la cabeza en la variación porcentual del número de grandes patrimonios se sitúa en África, con un incremento del 12,5%, seguida de Oriente Medio (+11,9%), Latinoamérica (10,2%), Asia- Pacífico (+8,6%), Europa (+6,4%) y Norteamérica (9,2%).

El consejero delegado de Merrill para Iberia indicó que los dos principales motores de la creación de riqueza en todo el mundo fueron el desarrollo de la economía en 2006 (+5,4%), encabezado por Europa Oriental y Asia-Pacífico, y el crecimiento acelerado de la capitalización bursátil mundial durante el pasado ejercicio.

Más información