El automóvil más popular de España cumple 50 años

El Seat 600 se convirtió en un símbolo del desarrollismo y un pilar de la motorización del país

El Seat 600 cumple 50 años desde su lanzamiento en España, donde se convirtió en un símbolo del desarrollismo franquista y un pilar de la motorización de un país en el que, hasta entonces, el automóvil sólo estaba al alcance de los más ricos.

El 27 de junio de 1957, la empresa automovilística española inició la venta del popular 600 a un precio de 71.400 pesetas, una pequeña fortuna para las familias de entonces, aunque suponía casi la mitad de lo que costaba el 1400, un turismo de tipo medio-alto también de Seat.

Más información
El coche que puso a España sobre ruedas

El modelo 600 supuso un impacto trascendental para la marca, y de sus distintas versiones se fabricaron, durante 16 años, más de 790.000 unidades en las líneas de montaje de las instalaciones de la Zona Franca de Barcelona. El último de ellos se fabricó el 3 de agosto de 1973, cuando el 600 ya formaba parte de la historia de España, a cuyo cambio social y de hábitos contribuyó de forma decisiva.

Listas de espera

La ilusión por adquirir este coche fue tal, que los particulares debían apuntarse en listas de espera de más de un año ante la exagerada demanda. En marzo de 1957, tres meses antes de ponerse a la venta, la cartera de pedidos superó las 100.000 unidades y Seat tuvo que cerrar las admisiones y ampliar su fábrica de Barcelona.

Entre los personajes públicos que disfrutaron de un 600 figuran el campeón de motociclismo Ángel Nieto, el torero Manuel Benítez El Cordobés, los escritores Álvaro Pombo y José Agustín Goytisolo, el arquitecto Oriol Bohigas, el futbolista José María Martínez Pirri, la actriz Lina Morgan o el ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall, según ha informado la compañía.

La llegada de nuevos tiempos y modelos hizo que el 600 dejara de ser el coche familiar y pasara a un segundo plano, como vehículo de ciudad. Hoy, sus seguidores se cuentan a miles y organizan eventos, reuniones e incluso una vuelta a España concluida el pasado domingo en Leganés que sirvió para conmemorar el 50 aniversario.

Diseñado por el italiano Dante Giacosa, el 600 estaba inspirado en el conocido como Topolino o 500 de Fiat, del que ahora el grupo italiano prepara una versión moderna, siguiendo operaciones de mercadotecnia como la de los relanzamientos de los clásicos Mini o Escarabajo. Seat, sin embargo, no podrá sumarse a este tipo de operaciones, puesto que su pertenencia a la casa Volkswagen le impide aprovechar la patente italiana.

No hay otro coche con el que mejor se identifiquen los españoles de la generación de los 60. Este año cumple medio siglo de vida un mito de la Seat: el seiscientos. Su salida al mercado coincidió con los primeros síntomas de mejoría económica en un país recién salido de la posguerra. Era el complemento perfecto para la emergente clase media. No era barato: su precio equivalía a 24.000 euros de ahora. Pero sus formas redondeadas y su singular silueta recortada sobre el paisaje español marcó toda una época. El de la foto ha sufrido un contundente lavado de cara, adaptándolo a los tiempos de la fiebre <i>tunning</i>. Sobre gustos...
No hay otro coche con el que mejor se identifiquen los españoles de la generación de los 60. Este año cumple medio siglo de vida un mito de la Seat: el seiscientos. Su salida al mercado coincidió con los primeros síntomas de mejoría económica en un país recién salido de la posguerra. Era el complemento perfecto para la emergente clase media. No era barato: su precio equivalía a 24.000 euros de ahora. Pero sus formas redondeadas y su singular silueta recortada sobre el paisaje español marcó toda una época. El de la foto ha sufrido un contundente lavado de cara, adaptándolo a los tiempos de la fiebre <i>tunning</i>. Sobre gustos...EFE

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS