Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo Ejecutivo del Banco Mundial negocia la salida de Wolfowitz

Han reanudado esta tarde la reunión para buscar una solución al conflicto de favoritismo que rodea al presidente del organismo

Madrid / Washington / Londres

El Consejo Ejecutivo del Banco Mundial (BM) ha reanudado esta tarde su reunión para buscar una solución al conflicto que rodea al presidente del organismo, Paul Wolfowitz. Fuentes próximas a las negociaciones, así como diversos medios norteamericanos, entre ellos la cadena de televisión CNN, afirman que el máximo órgano del Banco Mundial negocia un acuerdo que permita la dimisión de Wolfowitz por el escándalo relacionado con el ascenso y aumento salarial de su novia.

El ex número dos del Pentágono también buscaría, según las citadas fuentes, que el comunicado que emita el Consejo Ejecutivo reconozca algunos de los logros del actual presidente del organismo al frente del Banco.

Otro de los temas que se discuten es la compensación financiera a Wolfowitz tras su dimisión. Según los términos del contrato firmado en junio del 2005, cuando se convirtió en presidente, Wolfowitz recibiría un año de salario, o alrededor de 375.000 dólares, si el Consejo Ejecutivo ponía término a su trabajo o él dimitía.

Wolfowitz violó las normas del BM

El Consejo tiene ante sí un informe elaborado por un panel investigador que concluyó que Wolfowitz violó las normas del Banco al fijar las condiciones laborales de Riza. Wolfowitz insiste en que actuó de buena fe y obró a instancias del Comité Ejecutivo de la entidad. Señaló, en una comparecencia el martes ante el Comité Ejecutivo, que una conclusión apropiada en esta polémica sería que "el acuerdo con Riza fue una forma razonable de avanzar y encontrar una solución en circunstancias muy complejas y difíciles".

Riza trabajaba para el Banco Mundial cuando Wolfowitz asumió la presidencia en junio del 2005. Tres meses después fue transferida al Departamento de Estado para evitar un conflicto de interés, aunque permaneció en la nómina del Banco Mundial. Su salario pasó de casi 133.000 a 180.000 dólares y con la primera revisión anual su retribución alcanzó los 193.590 dólares, más de lo que cobra la propia secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice.

La opinión de Washington

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha lamentado hoy que "las cosas hayan llegado a este punto" en la controversia que rodea a Wolfowitz. Las declaraciones del inquilino de la Casa Blanca parecen confirmar lo que a estas alturas todo el mundo en Washington da ya por hecho, que Wolfowitz dimitirá de su puesto al frente de la institución financiera.

Bush ha declarado, en una conferencia conjunta con el primer ministro británico, Tony Blair, que Wolfowitz "actuó de buena fe" y ha aplaudido su liderazgo al frente del organismo, donde, ha dicho, se ha concentrado en "ayudar a los pobres".

Estados Unidos es el principal accionista del Banco con el 16,4% de los votos en el Consejo, seguido por Japón con el 7,9%. Para que se apruebe una decisión importante es necesaria una mayoría del 85%, lo que deja a EE UU con suficientes votos para bloquear cualquier medida de peso.