Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La compra de una vivienda nos cuesta ya nueve años de sueldo

El coste de los inmuebles se ha triplicado en los últimos diez años

El precio medio de los pisos en España equivale ya a nueve veces el salario anual, según afirma el último número de "Papeles de Economía Española", publicación editada por la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas).

Además, el esfuerzo que una familia con un solo salario en casa tiene que hacer para adquirir un piso de 90 metros cuadrados es del 45% de su renta disponible, frente a menos del 30% de una familia media (1,45 salarios por hogar).

El importante crecimiento económico registrado en los últimos años "no ha impedido que los altos precios inmobiliarios hayan contribuido a reducir la capacidad de acceso de los nuevos hogares a la vivienda, equivaliendo el precio de la vivienda a más de nueve veces el salario anual en 2006".

Se mantiene la demanda

Desde 1995 a 2005 el valor media de la vivienda usada en España se ha multiplicado por 3,23 veces, pasando de 570,1 euros el metro cuadrado a 1.841,4 euros. En los últimos diez años la tasa promedio de crecimiento de los precios es del 11,25%, pero si se considera sólo el periodo que va de 2000 a 2005, el alza alcanza el 17% anual de media.

Y no parece que los precios vayan a dejar de subir, al mantenerse una importante demanda. Sólo para este año se demandarán 425.000 pisos de primera residencia, 79.000 más de segunda residencia y 93.000 más de turismo residencial. Con otros destinos se alcanzarían algo más de los 700.000 pisos demandados, lo que no originaría un gran stock ante la estimación de construir 800.000 pisos este año.

En España, dada la favorable expansión del turismo, el peso de la segunda residencia es significativo. En España hay 510 viviendas por cada 1.000 habitantes, frente a una media en la UE de 468,4, siendo la del conjunto de los países del sur europeo de 482,4 pisos.

Para 2011 se prevé que en España existan 17,2 millones de hogares, lo que daría lugar a un incremento respecto al último censo, de 2001, de 3,6 millones, el doble de los que se registraban en décadas pasadas. En el informe se incluye una encuesta que revela, entre otros datos, que el 37,2% de los españoles sabe, ya sea por actuación propia o la de algún familiar o conocido, de alguien que ha hecho compra-venta de vivienda con el único fin de hacer negocio.