Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso aprueba la ley de reforma fiscal, que entrará en vigor en 2007

El proyecto de Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y de modificación parcial de las leyes de Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de No Residentes y sobre el Patrimonio entrará en vigor el próximo 1 de enero

El pleno del Congreso ha aprobado hoy el proyecto de Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y de modificación parcial de las leyes de Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de No Residentes y sobre el Patrimonio, que entrará en vigor el próximo 1 de enero.

El Congreso ha aprobado hoy 29 enmiendas de las 34 que llegaron del Senado -la mayoría pactadas por CiU y el PSOE-, entre las que destacó una del PP que admite una desgravación del 10% por gastos e inversiones para habituar a empleados en la utilización de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

También salió adelante una enmienda de Coalición Canaria relativa a la deducción para las viviendas situadas en los cascos históricos.

Durante su intervención, el diputado del PP, Francisco Utrera, calificó a la reforma de "parcial y triste" y señaló que "no alcanza los objetivos que se pretendían". A su juicio, la reforma del IRPF "retrocede en el tiempo, al menos 100 años", y subrayó que "es un pastiche y contradictoria". Respecto a la reforma del Impuesto sobre Sociedades, afirmó que es "positiva, pero corta", porque no contribuye a "dinamizar" el mercado empresarial, ya que "se bajan los tipos, pero se eliminan las deducciones".

Por su parte, el diputado de CiU Josep Sanchez-Llibre valoró la reforma porque el acuerdo entre su grupo y el Gobierno ha conseguido que en 2007 haya menos presión fiscal. Una circunstancia que, en su opinión, "revertirá en la generación de empleo y en un mayor incremento de la actividad económica", si bien, admitió que "se podía haber llegado más lejos".

Enmiendas de CiU

Entre las enmiendas pactadas con el PSOE, Sanchez-Llibre destacó la que pretende evitar que las personas casadas que pagan una hipoteca pierdan su deducción si se divorcian o se separan. En otra de las enmiendas se permite acceder a la deducción por obras en viviendas de personas dependientes a sus parientes "en línea directa o colateral" hasta el tercer grado, "para no discriminar a quienes deben hacerse cargo de ellos".

Asimismo, se elimina la tributación que grava las subvenciones o prestaciones económicas que concede la Administración a las familias que acogen a menores, que hasta ahora están obligados a tributar.

Jóvenes con dos o más empleos

En cuanto a los jóvenes que tienen dos o más empleos, se amplía el límite que les obliga a realizar la declaración de la renta por su segundo trabajo, al pasar de mil euros a 1.500 de ingresos al año. También se aplicará una exención en la tributación del IRPF para aquellos trabajadores desplazados a países con convenios de doble imposición.

Además, se mantiene la tributación especial para los beneficios extraordinarios que se reinvierten en la empresa.