Dimiten los presidentes de EADS y Airbus por el retraso en la entrega del avión gigante A-380

El presidente del consorcio aeroespacial EADS, Noel Forgeard, y el de su filial y fabricante de aviones Airbus, Gustav Humbert, han dimitido hoy de sus cargos, según han anunciado ambas firmas en un comunicado. La dimisión de ambos directivos tiene lugar en plena crisis por el retraso declarado de Airbus en la construcción del avión gigante A-380, que supondrá importantes pérdidas económicas en los próximos años.

Los dos empresarios serán sustituidos por Christian Streiff, en el caso de Airbus, y Louis Gallos, en EADS. Las sustituciones pretenden poner fin a la crisis originada por el anuncio, el pasado 13 de junio, de que Airbus no podrá cumplir su calendario de entregas del avión A-380.

Además, en el caso de Forgeard, su nombre se ha visto salpicado por las noticias sobre la venta de sus acciones de EADS antes de que anunciara el retraso en el A-380, aunque él siempre ha negado que tuviera información privilegiada.

Pérdidas millonarias

Aparte de las pérdidas que supondrá esa demora, de unos 2.500 millones de euros en cuatro años, el anunció del retraso en la construcción tuvo como efecto un desplome de las acciones de la casa matriz EADS. La situación se hizo más comprometida cuando la prensa publicó que Forgeard, tres de sus hijos y otros tres directivos de EADS habían vendido opciones sobre acciones que, en el caso del presidente de la compañía, alcanzaban 2,5 millones de euros.

Con una plantilla de 113.000 personas en todo el mundo, EADS tuvo el año pasado un volumen de negocios de 34.200 millones de euros, con intereses en Airbus, el fabricante de helicópteros Eurocopter, el de aviones militares Eurofighter, el lanzador de cohetes Ariane y el sistema europeo de navegación por satélites Galileo.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
El presidente de EADS, Noel Forgeard, en una imagen de archivo.
El presidente de EADS, Noel Forgeard, en una imagen de archivo.REUTERS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS