Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BCE decide subir un cuarto de punto los tipos de interés en la zona euro, hasta el 2,75%

La mayoría de los analistas pronosticaba la subida de 25 puntos básicos.- El Ibex 35 ha llegado a perder más de un 2% ante la incertidumbre, abandonando los 11.000 puntos

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), reunido hoy en Madrid para tratar sobre la política monetaria de la Eurozona, ha decidido cumplir con el guión previsto y decretar la subida de los tipos de intervención en la zona euro en 25 puntos básicos, hasta el 2,75%. Horas antes, la incertidumbre sobre una subida aún mayor (de 50 puntos), sumada a la tendencia bajista de la noche en Asia, había empujado a las bolsas europeas a bajar más de un 2%.

La institución europea ha elevado también en 0,25 puntos porcentuales la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a las entidades, hasta el 3,75%, y la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, hasta el 1,75%, según el BCE.

Según ha explicado Jean Claude Trichet tras el anuncio, el Banco Central Europeo "valoró la posibilidad" en su reunión en Madrid de aplicar una subida de 0,5 puntos en los tipos de interés, después de constatar la persistencia de los riesgos relacionados con el alza del crudo y la amplia liquidez en el mercado. El crecimiento, señaló Trichet, sigue siendo "robusto" y "los riesgos para los precios siguen al alza" y achacó la nueva subida al alza del precio del petróleo y su transmisión al consumo "más acusada que hasta ahora" y "a un mayor dinamismo de lo esperado en los salarios".

El gobernador apeló a mantener un "atento seguimiento" de los precios y afirmó que la política monetaria sigue siendo "acomodaticia". "El crecimiento del crédito tenía un carácter más generalizado en todos los sectores", con un incremento "muy acusado" en los préstamos concedidos a hogares, sobre todo en los destinados a la adquisición de vivienda.

Una subida imprescindible

La nueva tendencia de subidas, que se espera que lleven a superar el 3% antes de que acabe el año, es vista con atención en España por aquellas familias cuyas hipotecas tienen como referencia el índice Euribor (el 80%), ya que este índice está directamente relacionado con las subidas de tipos que realiza el BCE. Pese a ello, el índice anticipa con varias semanas de antelación los movimientos del emisor europeo, de manera que la subida de hoy estaba ya descontada en buena medida.

Razones para la subida no faltaban. El aumento incesante de la masa monetaria, la inflación por encima del 2%, el crudo estático por encima de los 70 dólares… todo ello apuntaba a la necesidad de una corrección cuya necesidad se valora de forma distinta en función del país desde el que se mire.

Y así, mientras la locomotora europea -Alemania- sigue deseando unos tipos bajos para estimular el crecimiento, en España la inflación, el techo al que parece haber llegado el mercado inmobiliario y el endeudamiento récord de las familias recomiendan subidas, como venían reconociendo diversos responsables políticos en los últimos días.