Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

China rompe la paridad del yuan con el dólar y permitirá una ligera fluctuación

Supone el primer paso hacia un sistema de tipo de cambio flexible

El Gobierno chino ha decidido hoy permitir una ligera flotación de su divisa, el yuan, que dejará de estar vinculada a la paridad fija del dólar a partir de ahora, dando el primer paso hacia un sistema de tipo de cambio flexible. El abandono de la fijación del valor del yuan en dólares supone un primer paso hacia un tipo de cambio flexible; sin embargo, el Gobierno chino continuará restringiendo la variación de la moneda china, que sólo podrá oscilar en una franja del 0,3%. La medida ha impulsado al euro que esta tarde superaba los 1,22 dólares.

La noticia, que fue divulgada por la televisión estatal china, prevé que el cambio entre en vigor hoy a partir de las 19.00 horas (11:00 GMT). Así, a partir de mañana, el Banco Popular de China anunciará a diario el precio de las divisas extranjeras respecto al yuan tras el cierre del mercado interbancario de divisas y adaptará la paridad central para el día siguiente.

El sistema de cambio fijo chino ha sido fuertemente criticado por sus socios comerciales, en especial, Estados Unidos, que estima que el vínculo a su moneda perjudica las exportaciones de empresas norteamericanas.

EE UU aplaude la medida

El gobierno del presidente George W. Bush está complacido por la decisión del gobierno de China de permitir una cotización más flexible de su moneda, el yuan, ha señalado hoy el secretario del Tesoro de EE UU, John Snow.

"Celebro el anuncio de China, hoy, de que adoptará un régimen más flexible de cambio de moneda", indicó Snow en una declaración escrita. "La reforma del sistema cambiario de China es importante para China y para el sistema financiero internacional", ha añadido.

El FMI aconsejó esta medida

Ayer, el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, señaló en una entrevista concedida a Reuters que el organismo piensa que China se considera a sí misma técnicamente lista para avanzar hacia una política cambiaria más flexible. "Creemos que ellos también piensan que están técnicamente preparados para ello, por lo que ahora, la decisión de cuándo hacerlo, es política", afirmó Rato.

Los funcionarios del FMI recientemente regresaron de Pekín tras mantener las consultas económicas anuales con las autoridades chinas. Su evaluación posiblemente se discutirá en el directorio del Fondo en las próximas dos semanas. Rato repitió que el FMI había dejado en claro a Pekín que a China misma le conviene flexibilizar la ajustada paridad del yuan con el dólar. Las autoridades no discutieron esa afirmación, agregó.

"En estos momentos vemos que los argumentos de las autoridades chinas con respecto a su intención de mantener la estabilidad macroeconómica con un sistema cambiario determinado son valiosos", dijo Rato. "Pero al mismo tiempo, aconsejamos al gobierno chino que avanzar a un tipo de cambio flexible es de su propia conveniencia macroeconómica", dijo. El miércoles, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Alan Greenspan, advirtió que la economía de China enfrenta un riesgo "muy serio" en la medida en que no permita que suba el valor de su moneda.