Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'boom' del acero parece llegar a su fin, tras 30 años de subidas

Una leve caída, del 2%, en la demanda de China, puede arrastrar a la baja en los próximos meses a los precios de esta materia prima

Los tiempos de bonanza para el sector del acero parecen tocar a su fin, según advierte hoy el diario londinense Financial Times, en un informe especial dedicado a esta industria, que en los treinta últimos años ha gozado de los mayores beneficios de su historia.

El diario afirma que los directivos de algunas de las principales compañías del sector son muy pesimistas sobre el futuro. Señala además que algunos expertos consideran que una pequeña caída de la demanda, de unos 20 o 30 millones de toneladas sobre el consumo global de 1.000 millones, en caso de leve desaceleración de la economía china, provocaría una rápida caída de los precios.

Pese a que los mayores consumidores siguen siendo los países occidentales, la referencia a China no puede obviarse: en 2004, China consumió unos 300 millones de toneladas, de acero, casi el doble que en 2000. Y la demanda del gigante asiático no dejará de crecer conforme sus 1.200 millones de habitantes comiencen a consumir de modo creciente, desde simples electrodomésticos, hasta vehículos de motor.

Y mientras el acero baja de precio en el tramo de la oferta, sus productores se afrontan otra pesadilla: el alza de precios del hierro, componente fundamental del acero junto al carbono, que ha llegado a subir el 70%.

Las que sí tienen motivos para alegrarse ante una reducción de la temperatura del mercado son las decenas de industrias que basan sus procesos de producción en el acero, ya que el alza de precios estaba repercutiendo fuertemente sobre sus estructuras de costes.