Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El aumento del suministro de la OPEP no frena la escalada de los precios del crudo

Durante el segundo semestre se decidirá otro aumento de medio millón de barriles si los precios del crudo siguen añtos. El 'Texas' y el 'brent' baten sus récords

Tras dos días de declaraciones contradictorias, los responsables de la OPEP se han reunido hoy en la ciudad iraní de Isafaham para decidir un aumento de la cuota de producción de los países del cártel en 500.000 barriles diarios ahora, hasta los 27,5 millones, y en otro medio millón durante el segundo trimestre, en caso de que los precios del crudo siguieran altos. Pese a la noticia, el crudo Texas y el brent han batido hoy su récord, nada más anunciarse un fuerte descenso en las reservas de gasolina almacenadas en Estados Unidos en la pasada semana.

La propuesta Saudita, el primer productor mundial, que ayer cosechaba sus primeros apoyos entre otros países del entorno árabe, parece haber ablandado una cierta resistencia inicial a aumentar el bombeo, y ha triunfado finalmente, pese a que en un principio se buscaban fórmulas de compromiso, como la de producir más pero sin fijar una fecha. La cuota oficial de la OPEP queda así fijada en 27,5 millones de barriles diarios.

La previsión de más crudo circulando por los oleoductos y en la panza de los petroleros apenas ha servido para calmar el mercado. El mineral líquido cotiza de nuevo en máximos anuales, y el precio del barril de la OPEP ha batido su marca histórica de los 50 dólares. El de Brent, de referencia en Europa, sigue fuerte por encima de los 53 dólares, preparándose para asaltar el nivel de los 54.

Precios por debajo de los 50 dólares

"El actual nivel de precio de 55 dólares es alto y nosotros queremos precios que estén entre 40 y 50 dólares el barril". Son las palabras con las que el ministro de Arabia Saudita, Ali al-Naimi se ha dirigido al diario londinense en árabe Al-Hayat.

Arabia Saudita y Kuwait quieren asegurarse de que esos volúmenes de crudo lleguen efectivamente al mercado, para que los inventarios mundiales puedan incrementar durante la primavera en el hemisferio norte, cuando la demanda cae a su nivel más bajo.

Se espera que el consumo mundial de petróleo alcance la cifra de 86,1 millones de barriles diarios cuando la demanda llegue a su punto máximo en el cuarto trimestre, un alza frente al promedio de 83,7 millones de barriles diarios en los primeros nueve meses del 2005, según las proyecciones de la Agencia Internacional de Energía.

La escalada sigue

La respuesta de los mercados no ha sido positiva. Así, el Texas, de referencia en estados Unidos, ha cerrado en un nuevo máximo histórico en Nueva York con un precio de 56,46 dólares el barril, después de un incremento de 1,41 dólares o un 2,5 por ciento respecto del martes. El precio de este tipo de crudo había llegado hasta ahora a un máximo de 55,67 dólares durante la sesión neoyorquina del pasado 25 de octubre.

No fueron mejor las cosas en Londres, donde el precio del crudo brent ha cerrado con un alza de casi un dólar, después de haber pulverizado otro máximo histórico

al rozar durante la sesión los 55 dólares. Así, el barril cotizó a 53,85 dólares al cierre del mercado, 95 centavos de dólar más que en la jornada anterior. No obstante, llegó a tocar durante la jornada los 54,95 dólares y marcó un nuevo récord en el International Petroleum Exchange de Londres. El petróleo Brent había alcanzado su último récord en el International Petroleum Exchange el pasado 9 de marzo, cuando se vendió el barril durante la sesión a 54,30 dólares.

Exploración petrolífera del área protegida de Alaska

El Senado estadounidense aprobó hoy por 51 votos a favor y 49 en contra la controvertida apertura de una zona protegida en Alaska a la exploración petrolífera. La medida había sido defendida de forma insistente por el Gobierno del presidente George W. Bush y duramente criticada por organizaciones ecologistas, que temen que la explotación petrolífera afectará negativamente una zona de gran riqueza biológica. El llamado Refugio Nacional de Vida Animal en el Artico es una zona en el extremo norte de Alaska de 79.380 kilómetros cuadrados sin infraestructuras terrestres y que sólo es accesible por medio de hidroaviones.

Más información