El precio de la vivienda libre subió el 17,45% en 2004

El FMI alerta contra el 'boom' inmobiliario

El precio de la vivienda libre -nueva y usada- registró durante 2004 un incremento en términos interanuales del 17,45%, lo que supone una leve reducción respecto al ritmo de encarecimiento del año precedente, según el Ministerio de Vivienda. Los datos de Tasaciones Inmobiliarias (Tinsa) señalan que la viviendas nueva se encareció un 17%, mientras que los de las usadas lo hicieron en un 19%, más de dos puntos porcentuales por encima del incremento del año anterior.

Según el departamento dirigido por Maria Antonia Trujillo, el precio de la vivienda libre -nueva y usada- registró durante 2004 un incremento en términos interanuales del 17,45%, lo que supone una leve reducción respecto al ritmo de encarecimiento del año precedente, 2003, en el que los pisos subieron un 17,64%. Estos datos señalan que los precios de las viviendas con más de un año de antigüedad aumentaron un 17,13%. Esta evolución de los precios de la vivienda de más de un año contrasta con el dato de 2003, en que fue del 18,79%, resalta el ministerio.

De confirmarse los datos de Tinsa, se incumplirían las previsiones de numerosos agentes del sector, que preveían que ya durante 2004 se percibiría una ralentización clara en el ritmo de crecimiento, que a mediados del año pasado se cifraba en torno al 10%, para ir siendo revisado ligeramente al alza durante los siguientes meses.

Recomendaciones del Fondo

El Fondo Monetario Internacional se refiere en su informe sobre la situación de la economía española hecho público hoy al mercado inmobiliario y asegura que la solución a los problemas que se plantean requiere medidas más audaces que las contenidas en el plan de vivienda del Gobierno. En particular, se propone la eliminación gradual de las deducciones fiscales por adquisición de vivienda; la modificación del marco legal que perjudica al mercado de alquiler, y la reforma de la regulación sobre el suelo.

En respuesta al análisis del Fondo, el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha señalado que el plan de choque para frenar los precios de la vivienda está empezando a funcionar y que por lo tanto hay que "darle tiempo" antes de empezar a pensar en medidas adicionales.

Precisamente hoy, la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, ha asegurado que la desaceleración de los precios se debe a las medidas estructurales adoptadas por el Gobierno, centradas en la promoción de la vivienda protegida y del alquiler.

El número de tasaciones efectuadas por Tinsa durante 2004 fue de 1,6 millones, lo que supone un incremento del 15,7%, según detalló Leirado, quien añadió que el 35% de ellas fue para viviendas individuales.

Mayor aumento en el Mediterráneo

Según los datos del Ministerio de Vivienda, entre las comunidades con una evolución de precios por debajo de la media estatal, destaca Asturias, en donde los precios en 2004 crecieron un 7,84%; la Comunidad Foral de Navarra, con un 10,65%. Galicia registró en el mismo periodo un incremento de precios del 11,74%, mientras que en el País Vasco el dato se sitúa en el 14,62%. Los mayores incrementos se ubican en las comunidades que constituyen el arco mediterráneo. De este modo, Cataluña registró un alza del 19,82%; la Comunidad Valenciana llegó al 20,47% y en Murcia los pisos subieron un 27,17%. Por ciudades, Madrid y Barcelona crecen por debajo de la media estatal, con un 15,52% y un 16,97%, respectivamente, según los datos del Ministerio de Vivienda. Por el contrario, Valencia y Sevilla, con incrementos del 30,33% y 24,52%, respectivamente, son las ciudades con mayores tensiones de precio a lo largo de 2004. En cuanto al precio de los pisos, la Comunidad de Madrid tiene el metro cuadrado más caro, con un coste de 2.973,08 euros, por delante del País Vasco (2.473,97), Cataluña (2.273,81) y Baleares (2.065,59). El resto de regiones aparecen por debajo de la media nacional, que sitúa el coste del metro cuadrado en 1.739,44 euros.

El euribor sube en enero hasta el 2,312%

El Euribor a un año, la referencia más utilizada para calcular el precio de las hipotecas, subió en enero hasta el 2,312%, un nivel superior al que marcaba hace un año, lo que encarecerá las cuotas mensuales de todos los préstamos que revisen el tipo de interés próximamente. Según los datos oficiales publicados hoy por el Banco de España, el indicador hipotecario se situó en enero 0,011% por encima del nivel fijado en diciembre pasado y 0,096% por encima del marcado hace doce meses. De esta manera, los titulares de una hipoteca media de 120.000 euros con un plazo de amortización de 20 años verán cómo la cuota mensual de su hipoteca se encarece unos 5,5 euros. En cuanto al Mibor, el Banco de España informó hoy de que subió en enero hasta el 2,314 por ciento, frente al 2,306 por ciento de diciembre. Este indicador servía de referencia oficial para las hipotecas a tipo variable contratadas antes de enero de 2000, cuando entró en circulación el euro y se estrenó el Euribor, por lo que todavía existen muchas hipotecas que se rigen por él, aunque otras muchas han cambiado su indicador de referencia. En cambio, el tipo medio de los préstamos hipotecarios concedidos por el conjunto de entidades de crédito para la adquisición de vivienda libre descendió el pasado mes y se colocó en el 3,334%, frente al 3,349% de diciembre. Por entidades, los bancos aplicaron a sus clientes tipos de interés del 3,236%, ligeramente inferiores al 3,265% del mes anterior. Las cajas de ahorros también redujeron los tipos, que se establecieron en el 3,422%, frente el 3,424% del mes anterior.

Lo más visto en...

Top 50