Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas sugiere a España que busque soluciones para no quedar sin Fondo de Cohesión

La comisaria europea de Política Regional señala que no conoce "ninguna propuesta del Gobierno español"

La comisaria europea de Política Regional, Danuta Hübner, ha sugerido al Gobierno español que busque él mismo soluciones para no perder los 11.000 millones de euros del Fondo de Cohesión, algo inevitable según el Tratado de la UE debido al incremento del PIB español tras la ampliación a partir de 2007. "Cada Gobierno debe preparar sus propuestas. Espero que los gobiernos que tiene desafíos importantes trabajen (...) y puedan preparar una propuesta", ha señalado a la prensa antes de salir de viaje oficial a España. "No conozco ninguna propuesta del Gobierno español", ha subrayado.

En este sentido, Hübner explicó que el Ejecutivo comunitario no puede presentar ninguna iniciativa para resolver el problema de España, puesto que no tienen base jurídica para ello. "La Comisión Europea tiene que tener en cuenta el Tratado, que dice de una manera muy clara que la elegibilidad de un país para usar el Fondo está claramente limitada por el nivel del PIB (90%). Como sabemos, España ha superado ese nivel en 2003", ha señalado.

La propuesta de la Comisión, que requiere la unanimidad de los Veinticinco, prevé una reducción gradual de los fondos estructurales para las regiones más pobres, pero no es el caso para el Fondo de Cohesión, destinado a los países de PIB inferior al 90%. Actualmente, este dinero, que tiene por objetivo cubrir gastos para infraestructuras y medioambiente, va dirigido a Portugal, Grecia y España, pero los diez nuevos Estados miembros deberán comenzar a recibirlo también a partir del próximo ejercicio presupuestario.

Entiende el problema

La comisaria ha afirmado que "entiende" el "grave problema político para España" que supone la pérdida del Fondo, aunque "si será posible encontrar una solución, es demasiado pronto para decirlo". "Sabemos que España no está lista para asumir la realidad de perder el Fondo, pero actuamos sobre la base del Tratado", ha añadido.

Según los cálculos de la Comisión, si no se hubiese producido la ampliación hacia el Este, España percibiría el Fondo de Cohesión, aproximadamente, hasta 2009, momento en el que perdería su elegibilidad por su propio crecimiento, tal y como ya hizo Irlanda en 2003. No obstante, las cifras concretas se conocerán en 2006, cuando se tengan los datos exactos de riqueza para los años 2002, 2003 y 2004.

No obstante, el próximo 21 de enero la publicación por parte de Eurostat de los datos del periodo comprendido entre 2001 y 2003 permitirá estimar mejor la situación de cada una de las regiones de cara al futuro.