Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol YPF compra el complejo petroquímico de Borealis en Portugal

El importe de la operación ronda los 200 millones de euros, según han indicado fuentes del sector

La petrolera hispano-argentina Repsol YPF ha firmado un acuerdo con la compañía danesa Borealis para adquirir su filial Borealis Polímeros, propietaria de un complejo petroquímico en Sines (Portugal). El importe de la operación ronda los 200 millones de euros, según han indicado fuentes del sector.

El acuerdo proporciona a Repsol una mayor presencia en Europa y le permite ampliar su cartera de productos con nuevas aplicaciones no disponibles actualmente en los complejos de Puertollano y Tarragona.

En concreto, la compra de las instalaciones de Sines impulsará el desarrollo de la compañía en dos mercados estratégicos: el de olefinas, utilizadas como materia prima para fabricar caucho sintético y resinas, y el de poliolefinas, empleadas en la producción de plásticos agrícolas y recubrimientos de cables.

Con esta operación, Repsol YPF aumentará un 38% su capacidad de cracker (transformación de crudo en otros productos),un 28% la de producción de poliolefinas y un 55% la de polietileno.

El complejo de Sines consta de un cracker con un volumen de 350.000 toneladas de etileno y 180.000 toneladas de propileno anuales, y de dos plantas de polietileno, una de baja densidad de 145.000 toneladas y otro de alta densidad, de 130.000 toneladas.

El consejero delegado de Repsol YPF, Ramón Blanco, señaló que la operación "muestra el interés de la compañía por el mercado portugués". John Taylor, consejero delegado de Borealis, explicó que la venta del complejo de Sines permitirá centrar su actividad en sus instalaciones de Austria, Bélgica y Escandinavia. Borealis conservará su centro de atención al cliente de Barcelona.

La compañía tiene su sede en Copenhague (Dinamarca) y cuenta con centros en Europa y en Oriente Medio y con oficinas de representación en Asia y América.