Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aprobado un plan de choque para impulsar la vivienda protegida y fomentar el alquiler

La ampliación a 180.400 actuaciones supondrá una dotación presupuestaria de 1.031 millones de euros

El Gobierno ha aprobado hoy el plan de choque de la vivienda, con el que, en palabras de la ministra del ramo, pretende dar respuesta a la reclamación de los ciudadanos a los poderes públicos de una mayor sensibilidad sobre una preocupación acuciante: la vivienda y su precio.

El Consejo de Ministros ha dado luz verde a un plan de 11 medidas urgentes, fundamentalmente encaminadas a resolver un "problema no resuelto por el anterior Gobierno", la realidad de "no contención del precio" de los bienes inmobiliarios, la dificultad de acceder a la vivienda protegida y la insuficiencia de viviendas en alquiler.

Según la titular de Vivienda, María Antonia Trujillo, el plan marca el "inicio de una nueva política de vivienda y suelo", que se verá reforzada con la próxima aprobación del nuevo Plan de Vivienda y Suelo. "Antes de cumplir 100 días de Gobierno", ha dicho, se materializa este plan de choque y que contempla potenciar el alquiler al 52% y, al 48% la propiedad.

En el corto plazo, el Gobierno modificará el actual plan de vivienda, elaborado por el anterior Ejecutivo del Partido Popular, con una ampliación de las actuaciones en vivienda protegida para este año hasta 180.400 desde las 70.000 anteriormente previstas. Este aumento supondrá una dotación presupuestaria de 1.031 millones de euros que requerirá una modificación del Real Decreto del actual Plan de Vivienda. Se estimulará la promoción de nuevas viviendas protegidas y la adquisición protegida de otras viviendas existentes, facilitando el acceso de propiedad a nuevas familias (30.000).

Apuesta por el alquiler

Paralelamente, se fomentará el incremento de la oferta de viviendas en alquiler en condiciones ventajosas de renta, aumentando tanto las viviendas protegidas de nueva construcción para alquiler como fomentando la incorporación al mercado del alquiler de viviendas usadas.

Entre otras, el borrador incluye ayudas directas de hasta 6.000 euros a los propietarios que rehabiliten su vivienda para ser arrendada. En cuanto al arrendatario, los menores de 35 años podrán solicitar una ayuda estatal directa al alquiler de hasta 240 euros mensuales. En caso de ser concedida, tendrá una duración máxima de dos años y un límite de 2.880 euros.

A preguntas de los periodistas sobre la eventual aprobación de una fiscalidad más ventajosa en este capítulo, Trujillo ha asegurado que la fiscalidad que atañe a la vivienda es "muy diversa" y que, en cuanto compete al Gobierno, "se analizará cuando proceda" la revisión de la política fiscal.

La ministra ha anuciado, por otra parte, la creación de la Agencia Pública de Alquiler y la constitución de un Grupo de Expertos del Mercado Inmobiliario, que se acompañará, en lo venidero, de una Comisión Interministerial de Suelo, además de la habilitación de una línea de crédito del ICO para agilizar las políticas públicas de vivienda.

Reforma de la Ley de Suelo

También se acometerá una reforma de la Ley del Suelo y Valoraciones. Se abordará, entre otros contenidos, la reserva en los nuevos desarrollos residenciales de un porcentaje de al menos un 25% obligatorio para vivienda protegida.

Trujillo ha anunciado la intención de desestimar los tres recursos de inconstitucionalidad presentados por el anterior Gobierno, así como de potenciar las actividades de promoción, adquisición y preparación de la entidad pública empresarial SEPES.

Por otra parte, ha adelantado que las normas que regulan los suelos públicos han sido armonizadas y que, en lo referente a la búsqueda de transparencia, el Ejecutivo ha elaborado la Carta de Servicios y Patrón de buenas prácticas para los agentes del sector.