Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

DaimlerChrysler amenaza con 6000 despidos en una planta alemana si no reduce costes laborales

La empresa trasladará la fabricación de su nueva clase C desde Sindelfingen a otras plantas

El consorcio germano-estadounidense DaimlerChrysler ha anunciado que si no logra un acuerdo con los sindicatos para reducir los costes laborales en 500 millones de euros al año, trasladará la fabricación de su nueva clase C desde Sindelfingen (sur de Alemania) a otras plantas de la empresa, medida que costaría 6.000 empleos.

El responsable de turismos del grupo DaimlerChrysler y presidente de la marca Mercedes, Jürgen Hubbert, ha dicho que la producción de la nueva clase C podría llevarse a otras plantas del grupo en Bremen (norte del país) o a Sudáfrica. Aunque para la empresa Alemania tiene prioridad y quiere mantener sus empleos en este país, Hubbert asegura que la fábrica de Sindelfingen resulta "demasiado cara" debido a los altos incentivos para los trabajadores, el elevado número de días festivos y la regulación de las pausas en el trabajo. El director de Recursos Humanos de la compañía, Gunther Fleig, ha afirmado que la deslocalización de la producción de este modelos supondría la pérdida de 6.000 puestos de trabajo para Sindelfingen.

Para reducir sus costes en 500 millones de euros anuales (620 millones de dólares), DaimlerChrysler ha propuesto a los trabajadores un programa con nuevas medidas. Este sábado, los trabajadores de la planta de Sindelfingen bloquearon la producción en protesta de las medidas de ahorro, y, según la compañía, se dejaron de producir ese día unos 1.000 turismos.

Los sindicatos han convocado para este jueves paros en todas las fábricas del grupo en Alemania como medida de rechazo a los recortes.

Las acciones de DaimlerChrysler caían hoy en el índice DAX de la bolsa de Fráncfort, y hacia las 15.20 horas perdían un 1,31% a 36,07 euros.