Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BBVA aprueba el reparto de dividendos más elevado de su historia

Los resultados de la entidad en 2003 arrojan unos beneficios de 2.227 millones de euros

Esta mañana lo ha prometido el presidente del BBVA, Francisco González, y horas después lo ha aprobado la Junta General de Accionistas. El BBVA repartirá este año el dividendo más alto de su historia. Los accionistas recibirán 0,2814 euros por acción, con cargo a los resultados de 2003, los mejores de la entidad en toda su historia, con unos beneficios de 2.227 millones de euros en 2003.

La Junta ha aprobado un dividendo complementario, a repartir el 10 de abril, de 0,114 euros por acción, cifra que se añade a los 0,27 euros repartidos hasta el momento. En total, 0,2814 euros por título, lo que supondrá un desembolso para el BBVA de 1.249 millones de euros, algo más de la mitad -el 56,1%- del beneficio total de la entidad, que ascendió en 2003 a 2.227 millones de euros y un 10,3% más de lo repartido el año anterior.

El consejero delegado de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, ha explicado en su intervención en la Junta que la positiva evolución de los resultados el año pasado -crecieron un 29,5%- ha permitido conseguir "el mayor dividendo distribuido en la historia del grupo". Goirigolzarri destacó que la propuesta del pago de dividendo responde a la política general de la entidad de distribuir entre el 50 y el 55% de los beneficios en dividendos, "con el fin de mantener una adecuada base de capital".

La aprobación del dividendo ha sido uno de los puntos del orden del día de la Junta, que también ha dado el visto bueno a la entrada de José Antonio Fernández Rivero y de Carlos Loring en el Consejo de Administración y a la eliminación de las barreras para acceder a la presidencia y al Consejo.

La Junta se abría esta mañana con la intervención del presidente, Francisco González, que ha dibujado un panorama aún mejor para 2004. González ha dicho que este año es el de "la aceleración" y el que permitirá "dar un salto" en 2005 y 2006 "que marque diferencias" con sus competidores. Para lograr sus objetivos de conseguir récords históricos en eficiencia, beneficio atribuido, rentabilidad y dividendos, el BBVA no descarta realizar nuevas adquisiciones y "seguirá atento a las oportunidades que puedan presentarse", ha apuntado González.

La compra de Bancomer

El presidente del BBVA ha afirmado además que la operación lanzada por la entidad que dirige para comprar la totalidad de acciones del banco mexicano Bancomer "va a marcar la historia del grupo" y generará un incremento del beneficio por acción desde este año. González, que ha defendido ante los accionistas del banco la operación -con la que el BBVA pretende hacerse con el 40% de su capital que aún no posee-, ha insistido en que la operación creará valor desde el primer año y se irá incrementando en los años sucesivos.