Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ecofin incumple el Pacto de Estabilidad al no sancionar a Francia y Alemania

La Comisión Europea, España, Finlandia, Austria y Holanda se oponen al acuerdo

Francia y Alemania no afrontarán las sanciones propuestas por la Comisión Europea por incumplir el Pacto de Estabilidad. Ambos países han logrado que el Ecofin (Consejo de Economía y Finanzas de la UE) suspenda el castigo y otorgue una prórroga a París y Berlín para que rebajen sus excesivos déficit. Desde Bruselas se observa la medida como una suspensión no explícita del pacto.

Las dos primeras economías de la UE superan el techo del 3% permitido por el Pacto de Estabilidad. En la práctica, ambos países seguirán teniendo hasta 2005 para reducir su déficit, aunque se flexibiliza el método para que puedan hacerlo en dos años.

Así, el Ecofin permite a Francia reducir su déficit estructural en un 0,8% del PIB en 2004 y en al menos un 0,6 en 2005. En el caso de Alemania, le pide que la reducción alcance el 0,6% en 2004 y, al menos, 0,5% en 2005, para que también se sitúe ese año dentro de los limites que marca el Pacto.

La Comisión, garante del cumplimiento estricto del Pacto de Estabilidad, ha elaborado una declaración en la que lamenta profundamente este comportamiento que "no sigue el espíritu y las reglas del Tratado y del Pacto de Estabilidad y Crecimiento que todos Estados miembros pactaron". Además, países como España y Austria ven amenazado el sentido del Pacto, ya que supone en la práctica un trato desigual para los distintos países.

Al conocerse la noticia, el Banco Central Europeo ha convocado una reunión de urgencia al término de la cual ha advertido de "los serios peligros" de no respetar las normas fijadas en el pacto, por los riesgos que conlleva para la credibilidad en la confianza en las finanzas de la eurozona. En un comunicado, el consejo de gobierno de la entidad ha deplorado la decisión tomada por los ministros de Economía de los Quince y ha instado a Francia y Alemania a corregir el "déficit excesivo tan rápidamente como sea posible y a los más tardar en 2005".

Solbes: "No respeta las reglas"

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Pedro Solbes, ha explicado, en una rueda de prensa, que la Comisión Europea "lamenta profundamente que estas propuestas no sigan el espíritu del Tratado y del Pacto del Estabilidad, que fueron acordados por unanimidad por todos los Estados miembros". Para el comisario, el hecho de que los ministros, con estas conclusiones, se abstengan de aprobar las recomendaciones formuladas por Bruselas, supone "saltarse las reglas consagradas en el Tratado y el derecho derivado".

La Comisión Europea seguirá aplicando el Tratado, ha indicado Solbes, y "se reserva el derecho de examinar las implicaciones que puedan tener estas conclusiones, si se aceptan [por el Ecofín], y decidirá las acciones posibles".

El ministro italiano de Economía, Giulio Tremonti, cuyo país ocupa la presidencia de turno de la UE, ha mostrado una opinión contraria a la de Solbes. Para Tremonti, las conclusiones "son una solución técnica y política positiva y coherente, de manera global, con el criterio de interpretación inteligente del pacto". Además, ha señalado que en las discusiones se ha tenido en cuenta el "espíritu de colaboración" de ambos países.

España exige que todos cumplan las normas

El vicepresidente primero y ministro de Economía, Rodrigo Rato, ha dicho que España no ha respaldado la propuesta de la presidencia italiana porque el Tratado "debe aplicarse a todos los miembros de la Unión en todo momento".

Asegura que el Gobierno español no menosprecia los esfuerzos que están realizando Berlín y París para controlar sus déficit, y señala que puede haber razones para que el recorte no se produzca en un año sino en dos. Pero Rato asegura que "Europa se tiene que construir sobre la certeza de que las reglas son iguales para todos".

Más información