Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejido acusa al exinterventor de inflar los presupuestos en 43 millones

El Ayuntamiento suspende de empleo a José Alemán, imputado en Poniente

El Ayuntamiento de El Ejido (Almería) ha suspendido de empleo a José Alemán Bracho, exinterventor municipal y, según los investigadores de la Operación Poniente, presunto cabecilla de un entramado de personas que se enriquecieron gracias a la malversación de fondos municipales. El portavoz del gobierno municipal y concejal de Hacienda, José Francisco Rivera, dio ayer a conocer las conclusiones de un expediente administrativo en el que se considera probado que en los años 2007 y 2008 Alemán "engordó" los presupuestos en unos 43 millones de euros.

El edil explicó que "de manera continuada" José Alemán incluyó en los presupuestos municipales de esos años distintas cantidades relacionadas con el aprovechamiento urbanístico de diferentes sectores de El Ejido. Se trata, según dijo Rivera, de derechos pendientes de cobro sobre los que los técnicos municipales de Urbanismo no tienen conocimiento. "No se han encontrado documentos que acrediten que el Ayuntamiento tuviera derecho a percibir cantidad alguna o crédito contra nadie", añadió el portavoz.

El Consistorio dice que se incluyeron derechos de cobro inexistentes

El nuevo equipo de gobierno municipal (PP) abrió el pasado septiembre un expediente al exinterventor al comprobar que, según cifró entonces, durante los ejercicios presupuestarios de 2006, 2007 y 2008 -años clave en la investigación policial- habría "engordado" las cuentas municipales en cerca de 60 millones de euros en conceptos inexistentes. En 2007, el exinterventor imputado y, desde ayer, expulsado del Ayuntamiento ejidense, contempló una partida de 35.750.000 euros en derechos pendientes de cobro. Una maniobra que repitió en 2008, con otros 7.183.000 euros. Estas cifras se mantienen en el presupuesto actual, lo que, según Rivera: "Está causando unos perjuicios importantes a la tesorería y ha abocado a la situación de asfixia de tesorería". El municipio tuvo que solicitar un plan de solvencia a la Junta por una deuda reconocida, hace un año, de unos 200 millones de euros.

Alemán queda, por tanto, apartado definitivamente de su servicio por una "falta administrativa continuada" y tipificada como "muy grave" por "notorio incumplimiento de las funciones esenciales inherentes al puesto de trabajo encomendadas" al contabilizar "derechos de cobro pendientes inexistentes", recoge el expediente administrativo contra el que el afectado puede recurrir por vía judicial.

Como consecuencia de la investigación judicial del caso, Alemán pasó nueve meses en prisión en 2009 -el que más de entre los más de 60 imputados, incluido el exalcalde, Juan Enciso (PAL)- y, tras pagar 600.000 euros de fianza, recuperó su puesto en el Ayuntamiento, esta vez como funcionario del Centro de Iniciativas Empresariales (CIE).

La Operación Poniente se dio a conocer en octubre de 2009 y aún parte del sumario se encuentra bajo secreto por orden judicial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de febrero de 2012